Los huesos de San Valentín

Los huesos de San Valentín

Compartir:

Quién diría que la historia del santo que da origen al llamado día del amor y la amistad fuera tan tétrica.

San Valentín, del cual existen dudas de que en verdad haya existido, fue un médico convertido en sacerdote cristiano que vivió en Roma en el siglo III de nuestra era. Ejerció su sacerdocio durante el reinado de Claudio II el Gótico, quien había prohibido los matrimonios por considerar que los hombres solteros eran guerreros mucho más formidables que los casados.

Valentín no hizo caso de la orden del emperador y casaba en secreto a los soldados que lo solicitaban. Según la tradición, fue descubierto, martirizado y decapitado el 14 de febrero de 270 en la Porta Flaminia, hoy conocida como Puerta del Pueblo, donde según algunos, habría sido enterrado. No obstante, también reclaman el honor de ser el último destino de sus restos, las ciudades de Terni y Mais, ambas en Italia.

La fiesta del santo comenzó a celebrarse de manera oficial por la Iglesia católica en el año 498 y es durante la Edad Media cuando empieza a relacionársele con el amor. Existen autores que refieren que la fecha del 14 de febrero en realidad se eligió para rivalizar con la celebración de las lupercales, fiesta en honor a la loba que amamantó a Rómulo y Remo, los fundadores de Roma, y que se llevaba a cabo el 15 de febrero de cada año.

Finalmente, las dudas sobre la existencia real de San Valentín ocasionaron que en 1969 su festividad fuera borrada del calendario eclesiástico. Aunque en 2014, el papa Francisco inicia un nuevo esfuerzo por devolver al día su sentido religioso original.

Varias ciudades afirman que conservan las reliquias del famoso santo, entre ellas Madrid, que en la Iglesia de San Antón, en una de las capillas laterales, exhibe la calavera, dos fémures y varios huesos más del supuesto Valentín, a quien puedes visitar los 365 días del año en la calle Hortaleza número 63… Aunque no sea tan romántico como esperabas.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: