No todos los lunares son bellos | Manchas en la piel provocarían diferentes cánceres

No todos los lunares son bellos | Manchas en la piel provocarían diferentes cánceres

Compartir:

Los lunares se clasifican de acuerdo a su aspecto con las características observadas al microscopio y su origen, pueden ser planos, elevados pediculares, interdémicos, pecas, lentigos seniles, manchas mongólicas, nuevos congénitos o adquiridos, entre otros.

En tiempos en los que el cambio climático se ha convertido en un tópico del que todos hablan, la exposición al sol es un tema bastante preocupante para el sector salud, debido a los problemas que la radiación solar provoca en la piel, el órgano que se encarga de proteger a todos los sistemas del organismo humano de los rayos ultravioleta.

Las manchas en la piel y los lunares de apariencia extraña requieren de atención médica muy específica, sobre todo aquellos que afectan la apariencia física, por lo que es recomendable acudir a un especialista que cerciore que no se trata de un problema aún más grave.

La piel constituye la frontera entre el medio ambiente externo y los órganos internos de los seres vivos, es el órgano más grande del cuerpo humano tanto en extensión como en peso, ya que mide aproximadamente 1.85 metros cuadrados y pesa cuatro kilogramos. Su principal función es la protección, particularmente contra la radiación ultravioleta, mediante la pigmentación metlánica.

Aunque la mayoría de los lunares y marcas en la piel no constituyen un problema de salud, existen algunas marcas que podrían dar origen a problemas muy severos si no son intervenidas de manera oportuna.

Una exposición prolongada al sol genera la aparición de manchas y lunares en piel y su relación con diferentes tipos de cáncer cutáneo, quemaduras de sol, envejecimiento acelerado de la piel y enfermedades oculares.

En la actualidad, especialistas en dermatología se encuentran realizando campañas de conciencia, sobre todo en redes sociales, acerca de la importancia de protegerse del sol y de realizar los chequeos correspondientes para corroborar que la piel se encuentre en óptimas condiciones y asimismo descartar cualquier tipo de daño en la epidermis.

Ahora ya lo sabes, la piel requiere cuidados que van más allá de un simple par de cremas, la revisión constante de manchas y lunares podría prevenir enfermedades fatales, que se pueden prevenir a través de controles periódicos que permitan una detección temprana y eficaz de lunares malignos.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: