Porque soy milenial | Relevos laborales y el ocaso de los liderazgos tóxicos

Porque soy milenial | Relevos laborales y el ocaso de los liderazgos tóxicos

Si bien los milenials se han vuelto gradualmente los principales acaparadores del mercado laboral, ya sea por su ímpetu emprendedor o por las expectativas que generan a los grupos empresariales que los contratan, los temas de liderazgo siguen estando sujetos a sus predecesores, quienes siguen intentando sin mucho éxito seguir con los viejos modelos para formar jefaturas en lugar de liderazgos.

Los actuales líderes del mercado laboral son en su mayoría miembros de la generación equis, rebasando los 40 años de edad y lidian hoy en día con la rebeldía de la generación milenial (y ahora con la de los z) que no logran adaptarse el modelo que en muchas veces es autoritario y poco comunicativo con sus jefes inmediatos.

Para los milenials, que son casi una generación de experimento entre los hijos de los Baby Bommers y quienes nacieron dominando una tablet, el adaptarse a los cambios de sus ecosistemas sociales, políticos y económicos, en medio de crisis, violencia y desorden, ha dado origen a un instinto de inconformidad que es casi imposible de contener.

Especialistas en Recursos Humanos de México y España han llegado a la conclusión de que el mercado laboral replanteará el sistema de liderazgos en los próximos diez años, esto si se pretende sobrevivir el salto determinante que simbolizará la jubilación de los miembros de la generación Y y la llegada de los milénicos a los puestos ejecutivos.

Actualmente el 52% de las compañías en México no cuenta con las estrategias necesarias para atraer y retener a esta generación que se caracteriza por su notable impaciencia al momento de generar cambios dentro de la forma tradicional de laborar.

De jefes tóxicos a los CEO

La empresa Hays plantea una serie de recomendaciones que podrían influir de manera prudente en la relación que existe entre milénicos y miembros de la generación Y, para que ambas se nutran y se preparen para los inminentes relevos laborales que se darán en los próximos años.

  • Adaptarse y flexibilizarse en su forma de pensar. Necesitan verlos como una generación que aporta nuevas ideas, sobre todo en la parte tecnológica y en la forma de hacer negocios.
  • Promover la convivencia entre jefes y trabajadores. Se recomienda que los primeros dediquen cierto tiempo a conocer más a sus empleados, que conozcan a la persona que se encuentra detrás del uniforme. ­­
  • Necesitan crear planes de carrera acelerados. No necesariamente aumentos de salarios, pero sí rotarles en diferentes áreas, asignarles nuevos proyectos, así como delegar responsabilidades de mayor peso sobre ellos.
  • Crear grupos de trabajo multigeneracionales. Las empresas necesitan generar la convivencia entre los distintos grupos generacionales.
  • El cambio debe de venir de arriba. Los directivos deben de romper con la forma tradicional de operar dentro de la empresa. Esta generación tiende a buscar lugares donde puedan aportar sus ideas y ser reconocidos por ello. De lo contrario, estos buscarán una mejor opción.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]