¿Que es la anoxia? | La falta de oxígeno en el cerebro y sus severas consecuencias

¿Que es la anoxia? | La falta de oxígeno en el cerebro y sus severas consecuencias

Compartir:

La anoxia es un estado que ocurre cuando el cuerpo o el cerebro de una persona deja de recibir oxígeno. Se trata de una forma más severa de hipoxia. La pérdida de oxígeno en el cuerpo o cerebro por tiempos prolongados puede poner en riesgo la vida de cualquier ser humano.

Aunque parece un escenario fatalista, la anoxia puede ocurrir en momentos inesperados, sobre todo para aquellos que padecen algún tipo de hipoxia. Solo son necesarios unos 4 minutos sin oxígeno para que el cerebro quede dañado permanentemente, por lo que es recomendable que quienes sean diagnosticados con hipoxia se revisen constantemente con un médico especialista.

Pero… ¿cómo identificar la falta de oxígeno en el cerebro?

Existen síntomas claros de la falta de oxígeno en el cerebro por ejemplo: cambios de humor o cambios en la personalidad, dificultad para hablar u olvidar las palabras, debilidad, mareos, dificultad para concentrarse, pérdida de la memoria, dolor de cabeza, problemas motrices o de coordinación.

Cuanto más tiempo esté una persona sin oxígeno, más aparentes serán los síntomas. Experimentar anoxia por varios minutos puede causar pérdida de consciencia, desmayos, convulsiones o alucinaciones.

Existen diferentes tipos de anoxia, como la anoxia tóxica, anoxia anémica, anoxia por estenosis y anoxia anóxica.

Las principales causas que dan origen a la anoxia son:

  • Paro cardíaco o respiratorio.
  • Asfixia o estrangulamiento.
  • Sobredosis de drogas.
  • Inhalación de monóxido de carbono o humo.
  • Pérdida de sangre.
  • Latidos cardíacos irregulares o músculos cardíacos dañados que no pueden bombear suficiente sangre y oxígeno al cerebro.
  • Otros eventos cardiovasculares, como ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardíaca.
  • Ataque de asma agudo.
  • Una descarga eléctrica severa.
  • Exposición a ciertos productos químicos tóxicos y envenenamiento.
  • Altitudes elevadas donde los niveles de oxígeno son bajos.
  • Estar a punto de ahogarse.
  • Una reacción a la anestesia general.
  • Suministro de oxígeno inadecuado o paro cardíaco bajo anestesia general.
  • Neumonía.
  • Bajos niveles de hemoglobina en la sangre.
  • Anemia de células falciformes o talasemia (anemia hereditaria que provoca una destrucción de los glóbulos rojos de la sangre).

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: