Reflexión cinéfila | El regreso de Lara Croft al cine

Reflexión cinéfila | El regreso de Lara Croft al cine

Compartir:

Cinéfilo, hablando de la dinámica por querer retomar franquicias que en determinado momento aportaron elementos para el medio cinematográfico, este miércoles nos enfocamos en el reboot de Tomb Raider.

La cinta, protagonizada por la ganadora del Óscar, Alicia Vikander, nos presenta la aventura que Lara Croft emprende una vez que su padre desaparece y descubre las principales pistas para conocer qué fue de él. En esta búsqueda, intervienen detalles históricos que en las presentes circunstancias son el motor de la trama.

Lo principal que hay que destacar de este proyecto es la fluidez con que se desarrolla la historia, ya que esta no tarda en abordar los temas principales para dejar puestas las bases de lo que se hablará en la película.

Otro de los puntos más rescatables se centra en el papel realizado por Alicia Vikander como Lara Croft. Sin hacer comparaciones con la propuesta de Angelina Jolie en el año 2001, lo que vemos en esta nueva versión del personaje se resume en fuerza. Alicia Vikander sabe llevar este personaje a un nuevo nivel, lo cual hace que la película se perciba creíble.

Claro está que no es el mejor inicio para esta nueva etapa de la franquicia y es que de principio a fin se perciben varios puntos que no encajan muy bien con la película. Comenzamos con una falta de conexión para poder creer la participación de los demás personajes, ya que estos no terminan siendo entrañables, dejándolos pasar de manera relámpago.

Si bien la historia hace todo lo posible por mostrarnos una combinación de humor, drama y acción, varios de estos elementos se sienten débiles. Algunos funcionan, pero caemos en los clichés de este tipo de películas.

Por otra parte, en la cinta podemos encontrar detalles que hacen de esta una historia relevante, pero en su mayoría son más las debilidades que en el transcurso de dos horas apreciamos en pantalla.

En conclusión, Alicia Vikander lleva todo el peso de la cinta; mismo que gracias a su rescatable participación hace que Tomb Raider termine por ser una película entretenida, no tan relevante esperando que el reinicio de esta franquicia no corra peligro por no alcanzar los objetivos que la cinta se propone desde un inicio.

También podemos decir que Tomb Raider es una película ágil pero que no aporta elementos entrañables al espectador.

Lector de ESPEJO, ¿te agradan las ideas de los reboots y remakes?


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: