Ataques a Uber en Culiacán | ¿Conductores y usuarios en peligro?

Ataques a Uber en Culiacán | ¿Conductores y usuarios en peligro?

Compartir:

En octubre de 2016, cuando la empresa estadounidense Uber anunció que su plataforma de servicio de transporte de alquiler llegaba a Culiacán, la pregunta obligada en los potenciales usuarios fue si la seguridad sería garantizada en un estado donde la población en general está expuesta a la alta incidencia delictiva.

Pedir la asistencia de Uber a través de un sistema que recaba información sobre chofer, precio, trayecto y efectividad generó confianza en la población de Culiacán debido a que el servicio tradicional de taxis se veía implicado en acciones delictivas que lo volvió precisamente poco fiable.

Durante los primeros seis meses Uber se convirtió en un servicio confiable y más allá de la pelea con sus competidores acostumbrados a monopolizar el sistema de traslado pagado de personas, todo indicaba que la capital de Sinaloa ingresaba a la modernidad en este giro… y que lo hacía en forma segura.

En 2016, el primer año de operación de Uber en Culiacán, según datos de la Policía Ministerial, solo se registró un caso de violencia contra un chofer de esta aplicación, mientras se dirigía a recoger a un cliente en un vehículo Seat Ibiza, modelo 2001. El homicidio ocurrió el 24 de noviembre por la calle Valle de Culiacán, en el fraccionamiento Valles del Sol.

 

Pareció un hecho aislado, pero en 2017 la escalada de agresiones se agudizó contra choferes de Uber que resultaron afectados por la actividad criminal en Culiacán. El 19 de junio la Policía reportó otra agresión, esta vez en la confluencia de las calles Río Churubusco y Guadalupe Victoria, en la colonia Morelos, a donde un comando de sicarios llegó a asesinar al chofer de un automóvil Aveo color blanco.

En noviembre de 2017 se registraron otros dos ataques con armas de fuego contra prestadores del servicio Uber. El día 8, en el sector Lomas de Guadalupe. El parte rendido por la Policía Municipal de Culiacán indica que entre las calles Río Tamazula y Paseo de la Cuesta fue encontrado el cadáver de una persona joven dentro de un automóvil Aveo, color blanco; mientras que el 27 se registró otro acto de violencia por la calle Cruz Gálvez, entre Hacienda del Canelo y Calle 14, en el fraccionamiento Hacienda del Valle. La víctima: una persona de 24 años de edad que conducía un Nissan Versa, color tinto, de modelo reciente.

 

El caso de Miriam

Sin embargo, el hecho que ha generado mayor controversia de si Uber es seguro para sus usuarios ocurrió el 27 de marzo de 2018, cuando la joven Miriam Katerim Aguilar López desapareció después de que, según ha denunciado la familia, tomó un “taxi Uber” para realizar su trabajo de venta personalizada de productos.

Aunque los voceros de la aplicación Uber han rechazado que Miriam haya utilizado alguna de sus unidades, los padres de ella le han insistido a la Fiscalía General del Estado que investigue si el servicio se prestó en forma regularizada o sin darlo de alta en la aplicación por alguien que sí está adherido a este sistema de taxis.

En las tareas de investigación que la familia ha emprendido por su cuenta, se busca determinar si en la desaparición están implicados choferes reclutados por la empresa que tiene sus oficinas centrales en San Francisco, California, Estados Unidos, con presencia en 60 países y que en 2018 llegará a los 500 mil conductores en México.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: