Cambios en cuadro básico de medicamentos podría ser riesgoso para pacientes con VIH en México

Cambios en cuadro básico de medicamentos podría ser riesgoso para pacientes con VIH en México

Compartir:

Mientras la OMS y Onusida tienen fija la meta de controlar la situación del VIH en el mundo para el año 2030, en México, ciertos cambios al cuadro básico de medicamentos pondrán en riesgo la salud de las personas que viven y atienden su padecimiento en el sector salud.

Con la más reciente actualización del cuadro básico de medicamentos del Consejo de Salubridad General, se anexaron dos antirretrovirales que no son precisamente genéricos, sino sustitutos terapéuticos que se ocupan en la atención de las personas que padecen el Virus de Inmunodeficiencia Humana, mismos que podrían resultar riesgosos para los pacientes, según reportes de la agrupación Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS.

Los medicamentosTenofovir Disoproxil Fumarato y Tenofovir Disoprovil Succinato, que serán recetados en el Seguro Popular, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), podrían tener secuelas negativas en la salud de los pacientes que los ingieran, ya que el primero requiere una dieta nutrida en grasas y el segundo podría propiciar concentraciones distintas del fármaco.

Luis Adrián Quiroz, coordinador general de la Organización de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS, comentó que se trata de un hecho irregular que el Consejo le diera el sí a la separación de claves, porque faltó  a un acuerdo pactado con esta organización, señalando a Rosa María Galindo, encargada de aprobación de cuadros básicos, por no cumplir con el pacto y evasión de compromisos.

El grupo ha manifestado su descontento y preocupación por la compra de medicamentos que no se sitúan en la guía de medicamentos que propone Conasida y que es de uso obligatorio para el sector salud. Los sustitutos tampoco forman parte de la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos, documento expedido por la propia Secretaría de Salud que sirve como “recetario oficial” del país para la fabricación de medicamentos genéricos.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: