De las encuestas a los memes | ¿Cuánto influirán las bromas en las elecciones de 2018?

De las encuestas a los memes | ¿Cuánto influirán las bromas en las elecciones de 2018?

Compartir:

Aunque el debate presidencial de la noche del domingo 22 de abril dejó incógnitas con respecto a los más probables escenarios previstos para los resultados de los comicios del 1 de julio, fue el ingenio de los usuarios de las redes sociales que siguieron el encuentro y que inundó el internet de memes al respecto, la otra cara de este esperado evento.

Desde finales de 2017 ya se enunciaba en reconocidos medios nacionales que estas elecciones estarían influenciadas directamente por las redes sociales, las fake news y los memes. Convirtiendo las plataformas de interacción social en el medio más notable y vigente en el pensamiento de los diferentes grupos sociales que plasmarán su sentir en las boletas.

En medio de los dimes y diretes, y la anticipada guerra sucia que desatada cada proceso electoral en México, los memes se han convertido en el ingrediente más recurrente de las campañas de desprestigio hacia candidatos y fuerzas políticas debido a su popularidad entre el sector juvenil y como una herramienta efectiva y de bajo presupuesto para incidir en la percepción que tienen los grupos vulnerables e indecisos sobre notables figuras del medio.

Los memes son herramientas de doble filo, podrían destruir una campaña exitosa si se funcionan de la manera adecuada o catapultando al éxito a algún candidato si logra cautivar a la audiencia a través de la comedia o la ironía. Expertos y catedráticos de prestigiosas universidades de todo el país han llegado a la conclusión de que el papel de los memes durante las campañas electorales supera la expectativa de broma efímera y podrían ser detonantes de percepciones generales de la personalidad de los presidenciables que podrían arrebatar votos seguros.

Aunque el público milenial es el más susceptible al poder de los memes, Claudia González, catedrática del Tecnológico de Monterrey, asegura que basta más que una simple broma para cambiar la percepción juvenil sobre cierto candidato, un buen cúmulo de estas podrían dar origen a ciertas dudas que terminen llevándolos a opciones drásticas como la abstención o terminar eligiendo al que consideren “menos peor”.

Otro aspecto importante y quizás vital para comprender el fenómeno de los memes dentro de las campañas políticas es lo que Juan Quaglia, consultor de redes sociales, denomina como “prueba social”, que corresponde a la importancia que le dan las personas no solo al contenido sino a quien publica el meme, precisando que en redes sociales no tiene el mismo peso replicar o compartir algo posteado por un ciudadano común con menos de 1000 seguidores, a una sentencia o meme publicado por un líder de opinión, pagina reconocida o influencer.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: