Los problemas de los niños | ¡Las tareas!

Los problemas de los niños | ¡Las tareas!

Compartir:

A través del tiempo se han ido modificando los modelos educativos ajustándolos a las tecnologías emergentes y teorías de competitividad que han desplazado a los antiguos sistemas autoritarios, para convertir las aulas y las relaciones entre educandos y educadores en ecosistemas donde el conocimiento fluya de formas menos agresivas. El objetivo de estos nuevos sistemas se concentran en hacer que el alumno comprenda y asimile mejor los conocimientos, contraste a las formas anteriores que se centraban en la aprensión de estos.

Uno de los temas más recurrentes y criticados cuando se habla de los actuales modelos educativos alrededor del mundo son las tareas, un tópico lleno de pros y contras en los que algunos plantean el ideal de no saturar las agendas de los niños con labores académicas para realizarse en casa, asumiendo que el tiempo en las aulas debería ser suficiente y efectivo para completar los objetivos de cada plan de estudios.

El panorámico escenario que desata la discusión de los pros y contras de las tareas en casa es muy diverso: desde países que apenas le dan importancia a las tareas escolares, como Finlandia, hasta llegar a otras regiones en las que la carga excesiva de trabajo fuera de la escuela y las fuertes presiones sociales por el éxito educativo son asociadas a las altas tasas de suicidio entre menores de edad, como el caso de Corea del Sur.

Datos de la OCDE recopilados apenas el 2014, señalan que el tiempo semanal que los alumnos destinan a la realización de tareas escolares en casa ha disminuido de 2003 a 2012, pasando de 5.9 horas semanales a 4.9, concluyendo que las tareas escolares para el hogar tienen un impacto positivo en el rendimiento de los alumnos en pruebas académicas.

México es uno de los países que más horas destinan al aprendizaje en el nivel básico que incluye primaria y secundaria. Con el fortalecimiento del programa Escuelas de Tiempo Completo se planteaba una reducción considerable de la carga de trabajo académico para el hogar, misma que no se ha visto reflejada de manera simbólica en la rendimiento de alumnos del nivel básico.

El problema del planteamiento de ejercicios académicos en casa es sin duda su eficacia, ya que en la mayoría de los casos las tareas son realizadas por los padres con el afán de intentar resolver de manera apresurada para que esta actividad no les arrebate mucho tiempo de su rutina.

La percepción de los niños con respecto a las tareas no ha cambiado mucho a través del tiempo, en general siguen siendo concebidas como un castigo y no como una continuación de los procesos cognitivos dados en el aula. El tema de las tareas escolares para el hogar evidencia muchos fallos de los sistemas educativos no solo de México sino de otras regiones del mundo, que no han logrado ajustar sus modelos a un horario definido con el que los infantes no saturen sus rutinas con procesos de aprendizaje y  terminen viendo la educación como un castigo y no como un derecho.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: