¿Por qué odias esa molesta forma en que mastican, respiran o roncan las otras personas?

¿Por qué odias esa molesta forma en que mastican, respiran o roncan las otras personas?

Compartir:

Si eres de los que parece tener un oído hipersensible a los ruidos que emiten algunas personas como el chasquido al masticar, el sonido que emiten al respirar de manera brusca o acelerada o a los ronquidos, podrías padecer un trastorno llamado misofonía, que es más común de lo que parece.

La misofonía es un trastorno asociado a las personas que tienen reacciones anormalmente fuertes y negativas a sonidos habituales que emiten otros seres humanos, como puede ser masticar o respirar. Misofonía significa odio a los sonidos, aunque no todos los sonidos representan conflictos para las personas con esta sensibilidad acústica.

Aunque es común que ciertos sonidos como los chasquidos o respiraciones aceleradas generen incomodidad, quien padece misofonía puede generar desespero, ansiedad o niveles de estrés fuera del rango común, pudiendo reaccionar a ellos de forma histérica o violenta.

Las personas con misofonía generalmente experimentan una serie de reacciones físicas, que incluyen:

  • Presión en todo el cuerpo, especialmente el pecho.
  • Tensión muscular.
  •  Aumento en la presión sanguínea.
  • Latido cardíaco más rápido.
  • Aumento en la temperatura del cuerpo.

Todavía no se han encontrado medicamentos o tratamientos específicos para la misofonía pero dichas personas han desarrollado ciertos mecanismos de adaptación para conseguir cierto alivio:

  • Usar auriculares y música para ahogar los ruidos.
  • Usar tapones para los oídos para limitar la intrusión de ruido.
  • Optar por sentarse en los autobuses y en los restaurantes en las zonas más distantes.
  • Practicar la relajación y la meditación para reducir el estrés.
  • Buscar un médico o terapeuta de apoyo.
  • Hablar tranquila y sinceramente con amigos y seres queridos para explicar su problema.

PARA SABER:

Estudios revelan que alrededor del 52.4% de las personas que padecen misofonía también podría ser diagnosticadas con trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: