Reflexión cinéfila | Ready player one: comienza el juego

Reflexión cinéfila | Ready player one: comienza el juego

Compartir:

Cada uno de los proyectos cinematográficos de Steven Spielberg suelen distinguirse por la iniciativa del director en atreverse a explorar géneros y presentar a la audiencia ideas frescas y creativas.

Tal es el caso de su más reciente cinta Ready Player One: Comienza el juego, historia que se basa en la novela de ciencia ficción bajo la autoría de Ernest Cline.

Cinéfilo, seguro has sido partícipe de la ola de comentarios que afirman que Ready Player One es un buen regreso para Steven Spielberg, y es que hay mucho material rescatable para afirmar el punto anterior y considerar a esta película como imperdible.

En tiempos donde tocar el lado nostálgico de aquella cultura que formó parte de generaciones, Ready Player One convierte su historia en todo un homenaje a aquellos personajes que han sido parte fundamental dentro de la cultura pop.

La historia se desarrolla en Colombus, Ohio. Datando en el año 2044, el OASIS, un videojuego de realidad virtual, ofrece a la población un escape de la situación actual. En medio del caos, James Halliday, el creador del videojuego, fallece y mediante un comunicado informa que ha dejado un Easter Egg. Quien logre vencer tres retos resultará ganador, tomando como recompensa ser el nuevo dueño del OASIS.

En medio de una aventura que entretiene desde sus inicios va formando un rompecabezas con un sinfín de referencias a la cultura pop. Dentro de los personajes, las atinadas actuaciones por parte de Tai Sheridan, Olivia Cooke, Mark Ryalance y Ben Mendelsohn ofrecen otro de los aciertos de la producción.

Una trama digerible y fácil de conectar permite un mejor entendimiento en cada uno de los sucesos. Existe también un equilibrio entre cada uno de los personajes que vemos en pantalla, lo cual permite que nos encariñemos con ellos y sentir más inquietud por la cinta.

La música, los escenarios y la forma en que la historia toma forma hacen de dos horas un vaivén de emociones y nostalgia. El mejor homenaje en la materia lo ofrece Ready Player One, ya que, gracias al equilibrio entre lo real y lo virtual invita al espectador a un viaje que es agradable de inicio a fin.

Lo anterior consolida las expectativas por parte del público, ya que la película logra su objetivo gracias a cada uno de sus aciertos y la fluidez con que se desarrolla la historia.

Steven Spielberg supo manejar de excelente manera el contenido del libro, lo que trae consigo que estamos frente a una de las mejores películas de este 2018.

Lector de ESPEJO, este día hacemos nuestra recomendación cinéfila de la semana en ‘Ready Player One: Comienza el Juego’, pura nostalgia que te hará sentir niño otra vez.

¡Imperdible!

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: