Crean botella que puede desintegrarse en tan solo tres semanas

Crean botella que puede desintegrarse en tan solo tres semanas

Compartir:

El plástico es una problemática mundial hoy en día. Los científicos lo saben y por ello han enfocado sus esfuerzos para encontrar algo que lo sustituya; un inventor escocés cree haberlo hecho.

James Longcroft es el creador de Choose, una botella similar a las que compramos llenas de agua o de refresco pero con una particularidad: no tiene nada de plástico. En lugar de este material, Longcroft ha empleado pasta de papel reciclado moldeado al vacío.

Este sustituto no es precisamente impermeable, así que el inventor ha recubierto el interior de la botella con un entramado de material diseñado y probado por él mismo que puede desintegrarse completamente en tres semanas, da igual si termina en el mar o en tierra ya que hasta las criaturas marinas pueden comerlo sin ningún peligro.

El escocés guarda celosamente el secreto de su creación hasta el punto de negarse a enseñar en directo una de las botellas hasta que le concedan la patente (actualmente en trámite). Tampoco ha querido dar más detalles sobre el proceso de descomposición ya que hasta el momento no sabemos si ello limitaría su uso a productos perecederos con una fecha de caducidad muy corta.

Gracias al apoyo de la sociedad, a través de Indiegogo, James Longcroft ha logrado comenzar con la producción de dichas botellas y se espera que las primeras remesas estén listas para finales de este mismo año.

PARA SABER:

El plástico tarda cientos de años en descomponerse y cuando lo hace genera micropartículas que terminan en el agua y en el organismo de los peces. Se estima que el océano ya está contaminado con 50 millones de toneladas de plástico.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: