El amor animado | Las caricaturas, aliadas de la lucha contra la homofobia

El amor animado | Las caricaturas, aliadas de la lucha contra la homofobia

Compartir:

Mientras la lucha por la reivindicación de la comunidad LGBTI+ en la sociedad cobra fuerza, las opiniones de diversos sectores de la sociedad se polariza. Cada vez se vuelve más extrema la brecha entre quienes apoyan el acceso oportuno a derechos como el matrimonio y la adopción por parte de las personas con preferencias sexuales diferentes a las heterosexuales  y quienes rechazan este tipo de conductas sentimentales.

En medio de la batalla campal entre los defensores de la lucha y los conservadores, la reivindicación de la comunidad LGBTI+ ha encontrado un aliado sumamente eficaz en la educación y la formación de nuevas generaciones más abiertas a los diferentes tipos de expresión de la sexualidad de los seres humanos: los dibujos animados.

La representación de los grupos históricamente oprimidos se ha colado de manera discreta pero oportuna en series y películas de consumo familiar, esquivando entre bromas, guiños y actos sugerentes. Desde Disney abandonando sus prácticas de estilo más conservadoras, hasta llegar a las más explícitas demostraciones de amor en las caricaturas de Cartoon Network.

Si regresamos algunas décadas atrás, la existencia de personajes LGBT en series infantiles era una rareza, pero hoy es un fenómeno más común, sobre todo porque las series animadas han dejado de ser dirigidas únicamente al público infantil, sino que intentan captar la melancolía milenial que abraza de manera fraterna la nueva ola de caricaturas que tocan temas poco convencionales.

El sólido recorrido que ha ido trazando la comunidad LGBTI+ en las series animadas, desde Ranma ½ en la cultura oriental, pasando por la agria y realista versión de Los Simpson, hasta la llegada de los nuevos clásicos como Hora de Aventura y Steven Universe han creado un nuevo contexto educativo sobre las preferencias sexuales y la integración social, en niños y adolescentes, volviéndolos menos propensos a choques o frustraciones con respecto a las diferentes muestras de amor que se dan en el exterior de los hogares tradicionales.

Pero este tipo de contenidos que de repente se cuelan en los horarios de programación de las diferentes cadenas infantiles, también generan protestas por padres de familia conservadores, principalmente de los que tienen creencias religiosas muy conservadoras, quienes han solicitado a cadenas internacionales que retiren estos materiales del aire o que dejen de producir más temporadas de dichas caricaturas.

Sin embargo, expertos en psicología infantil aseguran que estos contenidos son hasta cierto punto saludables para la formación de los pequeños, quizás no en el sentido más estricto de formación e información sobre las preferencias sexuales, sino como un preparativo para los diversos tipos de muestras de afecto que se dan en el exterior del seno familiar.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: