Proponen a procesadoras de mango generar energía a partir de desechos orgánicos

Proponen a procesadoras de mango generar energía a partir de desechos orgánicos

Compartir:

Generar inversión en energías sustentables genera beneficios tangibles, como lo es la competitividad para el producto, el manejo y disposición final de los residuos generados por la industria y la disminución de emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero.

Hasta un 60% de ahorro anual en el costo que genera el combustible fósil podrían ahorrar las empresas que forman el clúster de mango en la zona sur del estado si integran a sus procesos la generación de energía renovable a partir del material de desecho generado al procesar su producto.

La propuesta viene de parte de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, la Sedeco y el Codesin Zona Sur, quienes les presentaron la alternativa para generar energía renovable a empresas procesadoras de mango del clúster de mango del sur del estado.

De esta manera, el Gobierno del Estado busca incidir en el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030. Esto se traducirá en los próximos años en avances sustanciales que se reflejarán de manera directa en el mejoramiento de la calidad de vida de todos los sinaloenses.

 

PARA SABER:

Para el 2024, el Gobierno del Estado se propuso que el 35% de la energía que se consume provenga de fuentes limpias y sustentables.

Alternativa sustentable

La alternativa presentada a las empresas sinaloenses tiene como objetivo principal desarrollar energía renovable a partir de la biomasa sólida aprovechando los residuos orgánicos con el fin de producir un biocombustible sólido que compita con el consumo de combustibles fósiles que actualmente se utilizan en los sectores industrial y doméstico, lo cual además de darle valor agregado al producto para su venta, tiene mínimos impactos sobre el medio ambiente, con cero productos de desecho, cero emisiones de CO2 y otros tóxicos, lo que no ocurre con las fuentes tradicionales de energía.

El proceso se lleva a cabo mediante la deshidratación y compresión de los residuos para mejorar el rendimiento de la combustión y la densidad de energía. Una vez procesados, los residuos se pueden transformar en pellets de mayor valor que permiten ser usados en la calefacción y generación de electricidad.

Al sustituir el combustible fósil por estas briquetas o pellet como combustible renovable la empresa tiene un ahorro de más de 60% anual en el costo que le genera el consumo de combustible fósil.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: