Tema de la semana | Temporada de huracanes… prevención, prevención y prevención

Tema de la semana | Temporada de huracanes… prevención, prevención y prevención

Compartir:

El primer aguacero de la temporada de lluvias dejó a la ciudad con un ‘mal sabor de boca’, pero la pronta instalación del Consejo Estatal de Protección Civil asegura una acción expédita ante cualquier eventualidad climática que afecté a Culiacán y a Sinaloa. 

La llegada de ‘Bud’, el segundo huracán de la temporada en el pacífico, dejó con un mal sabor de boca a Culiacán.

Por un lado, las lluvia generadas por este meteoro causaron que diversas zonas de la ciudad sufrieran cortes de energía electrica incluso desde antes de que iniciara la tormenta.

Por el otro, los 130.5 mm de caída de agua que dejó lograron afectar los sistemas de señalización vial e inundaron las obras que actualmente se llevan a cabo en la zona aledaña al puente negro, dejando en evidencia la falta de planeación de las autoridades municipales al momento de prospectar su construcción.

Es importante señalar que este mal sabor de boca no es nada nuevo en la ciudad. Cada año la temporada de lluvias se traduce en vialidades destruidas por una gran cantidad de baches, múltiples zonas afectadas por los cortes a la energía eléctrica y obras públicas estropeadas por la caída de agua, así como el riesgo latente de inundación en determinadas zonas de la ciudad… miedo que no se ha desvanecido desde lo ocurrido en el 2013 con el huracán Manuel.

Quién recuerde al ciudadano que, en agosto del año pasado, salvó a un adulto mayor que era arrastrado por los arroyos de agua que se generan en la zona del mercadito, sabe el peligro que supone la mezcla de lluvias y la falta de una cultura de la prevención entre autoridades y ciudadanía.

Sin embargo, no todo son malas noticias con el inicio de la temporada de huracanes, pues la pronta instalación del Consejo Estatal de Protección Civil en el estado, es una señal positiva en medio de una tormenta de riesgos latentes para la seguridad de los culichis y los sinaloenses.

El consejo, que estará en sesión permanente hasta finales de noviembre, cuando termina la temporada de huracanes en el pacífico, reúne y organiza a dependencias estatales, federales, cuerpos de auxilio y Cruz Roja para hacer frente a los estragos que generen los fenómenos de la naturaleza.

Así, por parte de la Cruz Roja, el estado contará con 2 mil 437 elementos, 94 ambulancias y 8 equipos hidráulicos de rescate quijadas de la vida; mientras que la Secretaría de Marina y del Ejército Mexicano se declaran listos para la aplicación del Plan DNIII para el socorro en desastres naturales y el Instituto Estatal de Protección Civil mantiene listos un total de 110 refugios temporales en todo el estado para evacuar a damnificados en caso de ser necesario.

Además de este esfuerzo, la delegación de la Secretaría de Economía en Sinaloa, ha dado a conocer la activación del Programa para el Restablecimiento del Abasto Privado en Sinaloa. Este tiene como fin el lograr establecer de manera inmediata el abasto de alimentos en las zonas más vulnerables que pudieran verse afectadas por un desastre natural, protegiendo tanto a negocios como a familias que pudieran sufrir falta de alimentos o especulación en los precios ante una situación de desabasto.

Por último solo resta decir que esta cultura de la prevención no debe de venir solo de parte de las autoridades, pues mientras la ciudadanía tenga claro y realice acciones enfocadas a prevenir cualquier afectación que pudiera ser causada por las lluvias, las autoridades de todos los niveles de gobierno podrán actuar de la major manera para atajar el peligro que suponen los cada vez más feroces fenómenos meteorológicos.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: