Del cártel de Sinaloa, narcos fugados; suman siete en la era de Quirino Ordaz

Del cártel de Sinaloa, narcos fugados; suman siete en la era de Quirino Ordaz

Compartir:

Los dos presuntos narcotraficantes que se fugaron el domingo por la puerta principal del penal de Aguaruto, ayudados por celadores y vestidos como custodios, pertenecen a la estructura de cártel de Sinaloa que dirigen actualmente Los Chapitos, hijos de Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán e Ismael el ‘Mayo’ Zambada.

La Secretaría de Seguridad Pública informó que los reos que se fugaron son Julián Grimaldi Paredes o Luis Gabriel Valenzuela Valenzuela, alias El señor de los leones, y Carlos Jesús Salmón Higuera, alias el Macaco.

Las primeras investigaciones indican que los dos peligrosos reos huyeron junto con dos celadores que supuestamente facilitaron la evasión, ya que aparentemente proveyeron de uniformes de custodios a los dos delincuentes y los pasaron por seis filtros de seguridad para que pudieran llegar hasta la puerta principal, en donde subieron a un convoy de camionetas que ya los esperaba.

Con este hecho suman siete reos de alta peligrosidad, vinculados al cártel de Sinaloa, que se han escapado del penal de Culiacán en lo que va del gobierno de Quirino Ordaz Coppel. Además, la nueva evasión sucede a cinco días de que el mandatario cambiara y nombrara a un especialista en inteligencia como titular de la Secretaría de Seguridad Pública para mejorar las labores contra la inseguridad en el estado.

De acuerdo con información de la Procuraduría General de la República, de la SSP y de la Fiscalía General de Sinaloa, Julián Grimaldi Paredes o Luis Gabriel Valenzuela Valenzuela, fue detenido por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional el 18 de febrero de 2018 durante una fiesta llevada a cabo en un salón de la colonia Colinas de la Ribera.

En esa ocasión, Julián Grimaldi fue detenido junto con otras cinco personas a las cuales les aseguraron fusiles de asalto, droga y pistolas; y fue identificado como uno de los principales operadores financieros del cártel de Sinaloa.

Grimaldi Paredes también fue identificado como uno de los autores de la emboscada de militares, registrada la madrugada del 30 de septiembre del 2016, a la salida norte de Culiacán, en donde 5 elementos murieron y 10 más resultaron heridos.




Supuestamente la emboscada fue ordenada por los líderes del cártel de Sinaloa para rescatar a uno de sus gatilleros identificado como el Kevin, el cual resultó herido en un enfrentamiento en Badiraguato y era trasladado a un hospital de Culiacán.

La información señala que luego de la masacre de militares y como parte de las investigaciones, la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada cateó algunos ranchos en el poblado de Paredones, al norte de Culiacán, los cuales eran propiedad de Julián Grimaldi. Allí los agentes federales aseguraron armas, droga, vehículos robados y animales exóticos, entre ellos un león blanco.

Tras su detención, Grimaldi Paredes fue acusado de homicidio calificado y homicidio doloso, delitos contra la salud y por portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Al no ser un penal de máxima seguridad y a solicitud del Gobierno de Sinaloa, el presunto narcotraficante fue trasladado a un centro federal de Veracruz, pero tras promover un amparo, un juez le permitió regresar al penal de Culiacán el pasado 28 de mayo de 2018.

La información señala que Carlos Jesús Salmón Higuera, alias el Macaco, fue detenido en julio de 2014, durante un operativo realizado en Guasave por elementos del Ejército.

El Macaco era señalado de ser el principal jefe de sicarios del Chapo Isidro, quien quedó al mando del cártel de los Beltrán Leyva en Sinaloa, y el cual sigue manteniendo una guerra contra del cártel de Sinaloa.

Salmón Higuera estuvo preso en el penal del Altiplano por delincuencia organizada y portación de arma de fuego.

De allí salió el 28 de febrero del 2016, pero fue detenido por la Unidad Especializada en Aprehensiones (Unesa) por contar con una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado con premeditación y homicidio calificado.

El Macaco es señalado por autoridades de Sinaloa, de ser uno de los autores de la emboscada contra agentes ministeriales, registrada el 9 de julio del 2012 en Tetamboca, El Fuerte. En ese hecho fueron asesinados siete agentes.

Carlos Jesús Salmón ingresó al penal de Culiacán el 28 de febrero del 2016 y el 6 de marzo de ese mismo año el Gobierno del Estado pidió su traslado al penal de máxima de seguridad en Guasave y posteriormente, el 7 de mayo del 2016 fue llevado al penal de Villa Aldama, Veracruz.

Sin embargo, El Macaco consiguió un amparo ante un juez y logró regresar al penal de Culiacán en el 2017.

El gobierno de Quirino Ordaz de nuevo solicitó a las autoridades federales el traslado de ambos reos a otros penales de máxima seguridad, pero se quedó esperando la respuesta: la madrugada del domingo pasado, Julián Grimaldi y Carlos Jesús Salmón, quien aparentemente se unió al cártel de Sinaloa, ayudados por celadores, vestidos como custodios y después de pasar seis filtros de seguridad, salieron por la puerta grande del penal de Culiacán.

Información y fotos de Juan Carlos Cruz/ Contraluz.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: