Tema de la semana | ¿Gobierno obeso? ¡A quitarle la grasa!

Tema de la semana | ¿Gobierno obeso? ¡A quitarle la grasa!

Compartir:

Esta semana el gran tema alrededor de la llamada ‘Cuarta transformación’ fue la austeridad republicana.

Luego de las elecciones del pasado domingo primero de julio, la arrasadora victoria de Andrés Manuel López Obrador en las urnas ha dado paso a una vorágine de información alrededor de lo que será la nueva administración federal, todo provocado por el mismo Andrés Manuel, que un día sí y el otro también, anuncia nuevas y revolucionarias acciones para cambiar la manera en que se maneja el poder político en el país.

Esta semana el gran tema alrededor de la llamada Cuarta transformación fue la austeridad republicana. Donde, en reuniones clave para preparar la fase de transición, Andrés Manuel anunció no pocas acciones encaminadas a reducir el derroche de recursos públicos en gastos burocráticos.

Así, el virtual presidente electo dio a conocer 12 reformas que pondrá a consideración ante el nuevo Congreso, las cuáles engloban acciones como el que ningún funcionario de los tres poderes gane más que el presidente de la República, la modificación del artículo 108 de la Constitución para posibilitar que el presidente en funciones pueda ser juzgado por corrupción, y diversos cambios en leyes, reglamentos, decretos o acuerdos para ajustar la estructura administrativa del gobierno al Plan de Austeridad Republicana.

Tal parece que con estas medidas, muchas de las sentidas exigencias para eliminar los lujos de la clase política por fin serán atendidas, y no solo por el Ejecutivo federal, sino también por los gobernadores del país, quienes en voz del actual presidente de la Conago, Manuel Velazco, dijeron ver con buenos ojos las acciones anunciadas por López Obrador y añadieron que se sumarán a las mismas con el fin de que a todo México le vaya bien.

En este tenor, luego de dicha reunión el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, confesó que las propuestas del presidente electo le parecieron interesantes, pues “el gobierno está obeso en muchas áreas” y “hay que quitar todo lo que sobre, toda la grasa”.

Aquí cabe recordar que, al iniciar su administración en enero del 2017, Quirino Ordaz Coppel también aplicó un plan de austeridad que implicó el recorte de algunos salarios, eliminar guardias de seguridad y choferes, entre otras acciones.

Sin embargo, ahora el reto se hace más grande tanto para Sinaloa como para los demás estados y municipios, al tener que replicar medidas mucho más estrictas.

Que esta llamada “austeridad republicana” sea para bien del país.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: