Tema de la semana | Llegaron las tormentas, ¿estamos preparados?

Tema de la semana | Llegaron las tormentas, ¿estamos preparados?

Luego de un periodo de escasas lluvias, el mes de agosto llegó con intensas tormentas a la capital sinaloense poniendo en evidencia la poca preparación de las autoridades y la falta de cultura ciudadana para, como sociedad, prepararnos y hacer lo que nos corresponde para evitar las afectaciones climáticas por este tipo de meteoros. 

Basta una lluvia copiosa para que el cruce del bulevar Dr. Mora y Xicoténcatl se convierta en un auténtico lago imposibilitando el tránsito a automóviles y poniendo en riesgo a quienes se atreven a intentar cruzar. La historia se repite en cruces como el de Rafael Buelna y Aquiles Serdán, el Mercadito Buelna e incluso en ciertas zonas del bulevar Niños Héroes, con todo y que se ubica a un costado del río.

Más allá del Centro de la ciudad y sus alrededores, existen también diversas zonas como Villas del Río y Valle Alto que, por su mala planeación, son propensas a verse inundadas ante la llegada de tormentas tropicales y huracanes. Pero además de la nula o mala planeación urbana, la falta de cultura ciudadana de los culiacanenses es otro elemento que contribuye a que cada vez que llueve la ciudad se inunde.

Tan solo el fin de semana pasado, la gran cantidad de basura arrastrada por la lluvia provocó afectaciones en la infraestructura hidráulica de las plantas potabilizadoras de la Japac, dejando sin el importante servicio de agua a alrededor de 80 colonias del sector oriente de la ciudad.

La situación no es nueva. Se repite cada año y tiene su referente más fuerte en las afectaciones causadas por el azote del huracán Manuel en el 2013. Fecha que miles de culiacanenses todavía recuerdan como el año en que, además de llevarse un buen susto, perdieron todo su patrimonio.

Desde aquel año a la fecha ha sido mucha la presión mediática y ciudadana para que las autoridades municipales emprendan acciones enfocadas a abatir las numerosas vulnerabilidades de Culiacán ante las lluvias.

Sin embargo, tal parece que para las autoridades este es un tema de poca relevancia. Así, desde el año pasado el investigador del Centro de Investigaciones en Arquitectura, Urbanismo y Paisaje de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, Ignacio Kunz, puso en evidencia cómo a las últimas administraciones municipales poco o nada les ha interesado el mantenimiento y aprovechamiento de herramientas como el Atlas de Riesgo, no se diga ya de otras acciones como la simple colocación de señalamientos que indiquen zonas con peligro de inundación.

Hace exactamente un año, Kunz explicó a un diario de circulación estatal cómo el Atlas de Riesgo realizado por él mismo a finales del 2011 se perdió ante la indiferencia del Ayuntamiento, que ni siquiera se esforzó por pagar 80 dólares por el servidor para que este funcionara. “Por eso el primer año lo pagué de mi bolsa”, explicó.

La situación no es para ignorarse, pues la temporada de huracanes 2018 en el Pacífico lleva apenas doce meteoros registrados y tiene aún los meses de septiembre, octubre y noviembre por delante.

Mientras tanto, los pronósticos apuntan a que las fuertes lluvias que han azotado a Culiacán durante las últimas semanas seguirán presentándose con igual o más intensidad y teniendo a toda la ciudad como potenciales víctimas cautivas de la falta de cultura ciudadana y la indiferencia de las autoridades.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]