Reflexión cinéfila | El merecido final de Sharp Objects

Reflexión cinéfila | El merecido final de Sharp Objects

Compartir:

Hace casi dos meses en ESPEJO comenzamos a hablar de Sharp Objects, la nueva miniserie original de HBO bajo la dirección de Jean-Marc Vallée. La historia toma sus bases en la obra de la reconocida Gillian Flynn.

Dentro del reparto, encontramos a Amy Adams, Patricia Clarkson, Eliza Scanlen  y Chris Messina, quienes principalmente llevan mayor relevancia en el desarrollo de la historia.

Tomando en cuenta de lo que va este proyecto, hemos planteado anteriormente la idea principal de la trama: Camille Preaker regresa a su pueblo natal con la finalidad de cubrir para un diario impreso la desaparición y el asesinato de dos adolescentes. Sobre la marcha, las heridas del pasado de Camille irán desentrañando un rompecabezas que termina por detallar algunas pistas sobre lo que acontece en Wind Gap.

Mucho se ha hablado sobre esta miniserie y los comentarios la apuntan a que pronto la consideraremos como una serie de culto, esto gracias al contenido que se plantea, puesto que bastaron tan solo ocho episodios para lograr atraparnos en un thriller que supo equilibrar el tono oscuro que la historia implica. También consideramos a esta como un proyecto honesto, puesto que sus personajes muestran un lado humano no muy distante a circunstancias reales.

Al sumergirnos en un contexto en el que sobresale la disfuncionalidad de la familia y los fantasmas del pasado, las expectativas dentro del proyecto aumentan. Al manejar estos temas distante de clichés y tomar puntos de manera sutil la trama nos cautiva al apreciar la construcción de los personajes.

En cuanto al desarrollo de la historia el misterio siempre se hizo presente, para permitir al espectador generar sus propias hipótesis y dar con el objetivo de la serie: conocer al asesino en Wind Gap.

Milk nos ofrece un vuelvo de emociones, al mismo tono de Big Little Lies, el ritmo que maneja el último episodio causa conmoción por el giro en el que la miniserie termina. El momento más esperado Marc Vallé lo maneja a manera sorpresiva y las dudas que posiblemente se generan se eliminan gracias a una escena post créditos.

Como es costumbre, una atinada selección musical, una excelente fotografía logran el complemento final para cerrar de la mejor manera la miniserie.

Lector de Espejo, reiteramos nuestra recomendación de la semana. Los episodios ya se encuentran en la plataforma de HBO.

Para concluir, esperemos pronto la miniserie sea reconocida por su atinada producción y mensaje.

¡No se la pierdan!


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: