Efecto ESPEJO | Impunidad a Duarte, magia con el sombrero de la corrupción

Efecto ESPEJO | Impunidad a Duarte, magia con el sombrero de la corrupción

 

Se veía venir, aunque siempre se espera un último gesto de coherencia, que el sistema de justicia en México sacaría del sombrero mágico un ramillete de impunidad para Javier Duarte Ochoa, el ex gobernador de Veracruz que fue expuesto por el gobierno de Enrique Peña Nieto como el gran espécimen sexenal del ejercicio fraudulento de la función pública.

Y también existía en la sociedad la duda de que la ley alcanzara a este pez gordo de la corrupción, sin dimensionar que la Procuraduría General de la República y el Poder Judicial llegaran al descaro de premiar en lugar de castigar los delitos de cohecho y peculado, desapariciones forzadas, atentados contra los derechos ciudadanos y toda la cauda de ilícitos atribuida a Duarte.

Todo acabó como culminan en nuestro país las componendas de alto nivel en la política: se montó un circo para desviar la atención de hechos de corrupción y enriquecimiento inexplicable que apuntaban hacia Peña Nieto, su familia y colaboradores.

Ahora que acaba la función, la magia negra del mandatario federal y sus cofrades logra que la justicia nos presente a un criminal de cuello blanco al ras de la inocencia, donde debiera haber decenas de funcionarios investigados y sancionados por robarles a los mexicanos millones de pesos y afectarles las garantías constitucionales.

Es el PRI, es Peña Nieto, es la procuración e impartición de justicia, que dan espectáculos tan deplorables, frente a la opinión pública burlada, deshonrada.

Es México.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

[wysija_form id=”1″]



¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]