Efecto ESPEJO | Hay peces, hay redes… pero también hay populismo

Efecto ESPEJO | Hay peces, hay redes… pero también hay populismo

Compartir:

Fiel a sus promesas de campaña en cuanto a solidarizarse con los sectores más desprotegidos del país, Andrés Manuel López Obrador anunció en Sinaloa la implementación de programas sociales con la inversión de 8,700 millones de pesos, de los cuales el 23% se destinarán para apoyar con 3,600 pesos mensuales, durante un año, a 47,234 jóvenes que ni estudian ni trabajan.

Este apartado del Programa de Desarrollo Social que será implementado a partir del primero de diciembre es el que mayor controversia provoca debido a que fomenta el ocio y el desgano por prepararse profesionalmente para el futuro, en detrimento del tesón de jóvenes que desde las actividades productivas aportan al desarrollo, por cierto con salarios injustos.

Se trata de recursos públicos que le vendrían bien a los centros de capacitación o a las empresas vía estímulos para que incorporen en sus plantillas a egresados de carreras universitarias y técnicas, en reconocimiento al esfuerzo por ser ciudadanos útiles.

Se trata de un símil de la parábola bíblica de “hay peces, hay redes pero faltan pescadores”, aunque aquí el asistencialismo a ultranza no enseña a las nuevas generaciones a pescar sino a esperar el pescado cruzados de brazos.

Lo demás ofrecido por AMLO es de justicia social: una canasta de alimentos básicos a un precio muy bajo con 28 productos, 5,500 becas para estudiantes universitarios de bajos recursos económicos, por 2,400 pesos mensuales y aumento del doble de la pensión para adultos mayores.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.



¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: