Tema de la semana | La misma piedra… 5 años después

Tema de la semana | La misma piedra… 5 años después

Compartir:

Las intensas lluvias de esta semana en Sinaloa recordaron a los culichis aquel 19 de septiembre del 2013 en el cual el huracán Manuel azotó a la capital sinaloense provocando una de las peores inundaciones en la capital y la peor respuesta oficial. Para muchos las autoridades tropezaron de nuevo… y con la misma piedra. 

La mañana del jueves 20 de septiembre tomó por sorpresa a los habitantes de Culiacán. Ese día el sol no salió para los culiacanenses y en su lugar, en tan solo unas horas, cayó el equivalente al 40% de las lluvias de todo un año.

En el recuento de los daños, el principal reclamo de los afectados fue la falta de información y atención de las autoridades, quienes en múltiples ocasiones señalaron que no se sintió el apoyo oportuno de los cuerpos de seguridad.

“Si tan solo hubieran avisado con tiempo”, declaraban los afectados de zonas como Valle Alto, quienes vivieron de nueva cuenta la pesadilla del 2013 con el huracán Manuel. Mientras tanto, cientos de padres de familia esperaban preocupados información sobre sus hijos quienes, ante la duda de si se cancelaban o no, asistieron a clases solo para  luego quedar encerrados en las mismas o, en el peor de los casos, a merced de las condiciones climáticas.

Ese mismo día el urbanólogo e investigador de la UNAM, Ignacio Kunz, recordaba cómo en el 2011 se entregó un Atlas de Riesgos para Culiacán, el cual contenía un simulador de inundaciones “muy certero”, mismo que se perdió debido a que las autoridades no pagaron 80 dólares para mantener el servidor. ¿Valió la pena el ahorro?, se pregunta el académico.

Días atrás, ante los fuertes chubascos que agobiaban a los habitantes de la capital y ponían de cabeza a la ciudad entera, el alcalde Antonio Castañeda señalaba que no había riesgo de inundación en los ríos y que los focos rojos se encontraban en los arroyos y canales que atraviesan la ciudad.

Su recomendación en ese momento fue no tirar basura a las calles para evitar el taponamiento de los drenajes, recomendación que fue insuficiente para la tormenta que se avecinaba.

A nivel estatal las afectaciones sumaron 3 personas fallecidas y 3 más desaparecidas, más de 16 mil personas evacuadas y 2,500 alojadas en albergues y, tan solo en Culiacán, 120 colonias inundadas, 37 automóviles varados y graves afectaciones a cultivos de soya, cacahuate, ajonjolí, sorgo y diversas hortalizas.

Al final, la lección para el gobernador, Quirino Ordaz Coppel, debe ser el darse cuenta sobre la necesidad de aplicar cambios de fondo a la Coordinación Estatal de Protección Civil. Pues de no aplicar las medidas necesarias, las autoridades volverán a tropezar nuevamente con la misma piedra, llevándose entre las patas a los sinaloenses.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: