Proveedor de Guadalajara es el responsable de vender colchones dañados: Baltazar Castro

Proveedor de Guadalajara es el responsable de vender colchones dañados: Baltazar Castro

Compartir:

El empresario dio a conocer que los colchones en mal estado fueron adquiridos en Guadalajara a una empresa con la razón social Isabel Reyes Villanueva.

Luego de que medios nacionales señalaran al coordinador administrativo de la Secretaría de Desarrollo Social, Carlos Baltazar Castro Olivas, como presunto implicado en la compra de los colchones en mal estado; y a su padre, el empresario Baltazar Castro Blanco, como dueño de las bodegas donde estos se resguardaron, el propietario de la empresa SERDI, S.A. de C.V., dio la cara ante los medios para señalar que ni él ni su hijo actuaron de mala fe en la compra de dichos apoyos.

Entre otras situaciones, aseguró que el lote de colchones en mal estado fue comprado a una empresa de Guadalajara debido a que, producto de las contingencias, estos se agotaron en Sinaloa: “Se agotaron los colchones aquí en Sinaloa y hubo la necesidad de buscar proveedores foráneos… no sé si se le había comprado con anterioridad a ese proveedor o no”, aseguró.

“Es un riesgo que se tiene y más por el desespero de la necesidad de conseguir más conchones”, añadió.

La denuncia

Al ser cuestionado sobre si su hijo se encontraba escondido y que no había ido a laborar luego de que estallara el escándalo, el empresario dijo que este se encontraba en Guadalajara presentando una denuncia contra la empresa proveedora de los colchones defectuosos, a la que identificó como Isabel Reyes Villanueva, con domicilio en Hacienda la Calera 2845, colonia Bethel, Guadalajara, Jalisco.

“Mi hijo está ahorita en Guadalajara; presentó denuncia formal en contra del proveedor… en cualquier momento él viene y les aclara cualquier situación, él no se está escondiendo ni tiene porqué esconderse”, justificó.

“El encargado de comprarlos por indicaciones de Sedesol, mi hijo Carlos compró los colchones… verificó perfectamente antes de comprar esos colchones, pero desafortunadamente esos colchones venían sellados con plástico y no pudo percatarse de que tenían mal olor o no servían”, remató.

A la izquierda Carlos Baltazar Castro Olivas con el secretario de desarrollo social, Raúl Carrillo Castaños. A la derecha junto con Jesús Valdés Palazuelos, actual secretario de agricultura de Sinaloa.

LO DIJO:

“Yo vengo porque miré mi nombre ahí en las redes sociales donde me estaban mencionando y por eso aquí estoy con ustedes… no hay absolutamente nada que esconder. Al contrario, si yo puedo ayudar en lo que puedo con mucho gusto lo hago”.

Se tiene que investigar como debe de ser

El empresario exhortó al Gobierno del Estado y a la Fiscalía estatal a realmente investigar cómo son las cosas y “agarrar las cosas entre todos y buscar soluciones”.

“No podemos echarle la culpa a nadie… El hecho de que mi hijo haya participado en la compra de colchones, pues no es solo él sino por indicaciones de Gobierno del Estado y sus jefes”, añadió para luego ofrecer una nueva rueda de prensa con su hijo en los próximos días.

PARA SABER:

Según el empresario, en total el Gobierno del Estado adquirió quince mil colchones a siete proveedores locales y a uno foráneo, siendo este último el responsable de la compra de 1,380 colchones defectuosos. Los proveedores locales fueron Coppel, Más Colchones, Luis Salcido,  Comercializadora El Mariachi, Colchones Samón, Colchones César Augusto Aguilar Sotelo, Mueblería Valdés Baluarte y Grupo Leal Flores.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: