Tema de la semana | Nuevos alcaldes… entre el querer, el poder y el deber

Tema de la semana | Nuevos alcaldes… entre el querer, el poder y el deber

Por primera vez en la historia del estado siete municipios sinaloenses serán gobernados por alcaldes de izquierda emanados del Movimiento de Regeneración Nacional… Luego de tomar protesta e indicar que van por la austeridad, contra la corrupción y el correcto manejo de los recursos públicos, ahora también tienen el reto de dar resultados en temas como violencia, deuda pública e infraestructura hidráulica. 

La toma de protesta de los alcaldes sinaloenses emanados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) incluyó símbolos que nos dan elementos para leer entre líneas y avisorar cómo serán gobernados los principales municipios del estado durante los próximos tres años.

Mientras que el ahora alcalde mazatleco, Luis Guillermo el Químico Benítez, decidió rendir protesta sin emitir algún discurso o posicionamiento, el culiacanense Jesús Estrada Ferreiro buscó mostrar músculo político al cerrar la principal avenida de la ciudad durante 24 horas, el mismo día que concurría el Día de Brujas y el pago de la quincena para miles de culiacanenses. Por su parte, el ahomense Billy Chapman se mostró nostálgico al declarar que asumir la alcaldía de Ahome era un logro que había soñado desde hace ya 30 años.

Así, de manera discreta, dura o soñadora, fue como se mostraron los que ahora presiden los tres principales municipios sinaloenses, quienes además (como lo señala el proyecto de Morena) tienen el discurso en común de trabajar contra la corrupción y por un mejor manejo de los recursos públicos y la austeridad.

Sin embargo, además de lo prometido en campaña, los municipios sinaloenses tienen en común problemas que deben de ser atendidos con celeridad y que serán la verdadera prueba de fuego para sus administraciones.

Por un lado, es bien sabido que los municipios sinaloenses mantienen elevados niveles de deuda pública, la cual actualmente ronda los 1,400 millones de pesos, siendo Culiacán, Mazatlán y Ahome los que concentran hasta el 96% de dichas obligaciones financieras.

Asimismo, el problema de la violencia es otro asunto pendiente, donde los tres municipios señalados concentran el 85% de los homicidios a nivel estatal; problema que, ante el viraje hacia la izquierda, debe ser atendido de manera distinta y con la firme convicción de dar pasos en la dirección correcta para, por un lado fortalecer a las corporaciones de seguridad y, por el otro, enfocar esfuerzos en brindar atención y oportunidades a la población vulnerable con el fin de evitar que estos vean el crimen como una o como la única opción de vida.

Por último, el reciente azote de fuertes lluvias tanto en el norte como el sur del estado dejó en evidencia cómo el descuido de las pasadas autoridades mantiene vulnerable a diversos sectores de las principales ciudades sinaloenses mientras que los pronósticos apuntan a que, ante el cambio climático, los fenómenos ambientales seguirán creciendo en fuerza y presencia.

El reto es claro y luego de tomar protesta solo queda esperar que los nuevos alcaldes, sean del partido que sean, hagan un balance correcto entre lo que prometieron en campaña, lo que la ciudadanía exige y lo que las administraciones públicas pueden efectivamente realizar para atender dichas necesidades.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]