Contrastan lujo y sencillez en celebración del Día de Muertos en Jardines del Humaya

Compartir:

Entre lujos, música de banda y comida, pero también con sencillez y armonía, cientos de familias visitaron a sus fieles difuntos en el panteón Jardines del Humaya, durante la celebración del Día de Muertos.

Este panteón cobró fama en un principio por albergar en sus tumbas a políticos, empresarios, agricultores y gente adinerada, pero también porque en muchas de esas grandes, lujosas y extravagantes construcciones se encuentran los restos de personajes que han cobrado fama en el mundo debido a su participación en el narcotráfico.

Allí yacen los restos de capos como Ignacio Nacho Coronel, Arturo Beltrán Leyva; familiares y sicarios que trabajaron para Joaquín el Chapo Guzmán e Ismael el Mayo Zambada, Rafael Caro Quintero o el Güero Palma, entre muchos otros.

La construcción de algunas de esas lujosas y extravagantes narcotumbas llega a tener un valor de hasta ocho millones de pesos, según trabajadores de ese panteón ubicado sobre la Calzada Heroico Colegio Militar, a la salida sur de la ciudad.

El valor de la construcción depende de los acabados de lujo, el diseño y el tamaño de la construcción. Hay construcciones de dos y hasta tres pisos, las cuales tienen terraza, luz, aire refrigerado, algunas cuentan con recámaras, televisión, sótano, sala y hasta cocineta, además de cámaras de videovigilancia y hasta internet. Algunas tumbas cuentan incluso con vidrios blindados.

Trabajadores mencionan que, claro está, todos esos lujos son para el confort y seguridad de los familiares que visitan las tumbas, como en este Día de Muertos.

FOTOS: Juan Carlos Cruz/ Contraluz.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: