#DíaDeMuertos | Una costumbre alterada en Culiacán… pero fiel a sus raíces

#DíaDeMuertos | Una costumbre alterada en Culiacán… pero fiel a sus raíces

Compartir:

La celebración del Día de Muertos forma parte de una creencia que tiene sus raíces en el mundo mexica e hispánico.

Esta celebración tiene rasgos tanto mexicas como rasgos cristianos. Los primeros forman parte de una creencia donde la muerte es vista como un despertar y como un renacimiento al otro mundo; el otro lado adquiere el matiz religioso del “buen morir”, por medio de servicios, oraciones y vigilia. Los españoles celebraban comidas familiares y llevaban a cabo misas para colocar ofrendas sobre las propias sepulturas.

El Día de Muertos podría entonces verse como el producto del nacimiento del cruce de ambas perspectivas que cobran importancia en el mundo moderno, a través del culto a los muertos los días 1 y 2 de noviembre en México.

Culiacán es una tierra conocida por sus excentricidades y en terrenos sagrados no es la excepción. Es común encontrarse hoy en día con abultadas tumbas que muchas veces terminan con la forma de casas pequeñas en las que descansarán los restos de alguno de los familiares que se adelantaron en el camino.

El Día de Muertos es visto como la oportunidad perfecta para celebrar la vida, algo en lo que la mayoría de los culichis ya ha definido en su estilo propio; durante los dos días de celebración es común encontrar en los cementerios grupos musicales que amenizan la visita de los familiares con algunas canciones de banda o música norteña, principalmente.

Los altares no predominan en la región norte de México y Culiacán no hace excepción a esto, es muy raro que se vea un altar de muertos si no es para una exhibición escolar o alguna muestra artística, sin embargo, se opta por asistir a la tumba y realizar una limpieza del lugar, así como de adornarlo de manera muy llamativa.

La tradición católica tampoco se hace esperar y son principalmente los adultos mayores de cada familia quienes aprovechan la oportunidad para reunir a sus personas más allegadas y realizar oraciones en pro de quienes se les adelantaron el camino.

Día de Muertos es la fecha en la que las almas pueden vagar nuevamente por la tierra, por lo que es común que esta celebración se prolongue hasta altas horas de la noche, buscando aprovechar al máximo posible de aquel acercamiento que se tiene con los que se adelantaron en el camino.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: