Efecto ESPEJO | Gobiernos de brazos cruzados frente al déficit de mejores policías

Efecto ESPEJO | Gobiernos de brazos cruzados frente al déficit de mejores policías

Compartir:

El rezago en calidad y cantidad de las policías estatales y municipales en Sinaloa representa un problema social a corto plazo si se contrasta dicho déficit con los crecientes niveles de violencia y la debilidad de la acción preventiva, además de la insuficiente estrategia reactiva que, todos estos elementos juntos, dan por resultado el desastre en seguridad pública.

Además, procede a agotarse la confianza en la militarización de las acciones de protección a la población, plan que se dijo era de carácter emergente en tanto las policías locales se recuperaran del menoscabo causado por la corrupción, desprofesionalización y deserción.

En información publicada hoy por el diario Noroeste se expone que en septiembre fueron oficializadas las pensiones por retiros de 146 policías, mientras que para noviembre egresarán 584 nuevos elementos que los suplirán, lo cual deja muy lejos el objetivo de cubrir el faltante de 2 mil policías en Sinaloa.

De cara a esta contingencia en seguridad pública, que aumenta el gasto público por el pago de pensiones, resta fuerza numérica a las corporaciones y envía signos de incertidumbre a la ciudadanía cada vez más a expensas de la criminalidad, el Gobierno del Estado y los 18 ayuntamientos se cruzan de brazos sin construir las soluciones, tal vez creyendo que la presencia de 2,500 elementos del Ejército, que están por establecerse en la base militar El Sauz, les permitirá aventurar un tiempo más la engañifa de que ese es el remedio contra grupos violentos que toman de rehenes a la sociedad, estado de derechos e instituciones.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.



¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: