El derecho a fumar marihuana

El derecho a fumar marihuana

Compartir:

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió este 31 de octubre dos amparos mediante los cuales estableció que es constitucional el consumo recreativo de marihuana.

La Primera Sala de la Corte aprobó los amparos en revisión 547/2018 y 548/2018, cuyos ministros ponentes fueron respectivamente, Norma Lucía Piña Hernández y Arturo Zaldívar, y se reiteró la inconstitucionalidad de la prohibición absoluta del consumo lúdico de la marihuana, contenida en la Ley General de Salud.

Ya el pasado mes de junio, derivado de la negativa de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de otorgar al quejoso en el amparo en revisión 623/2017, autorización para el consumo personal de marihuana; la SCJN había resuelto que eran inconstitucionales las prohibiciones de la Ley General de Salud sobre el uso personal para fines recreativos de marihuana, por limitar de forma innecesaria y desproporcionada el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

La Primera Sala ha establecido que “el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad permite que las personas mayores de edad decidan sin interferencia alguna qué tipo de actividades recreativas o lúdicas desean realizar… Esa elección puede incluir la ingesta o el consumo de sustancias que produzcan experiencias que en algún sentido ‘afecten’ los pensamientos, las emociones y/o las sensaciones de la persona” (Semanario Judicial de la Federación, tesis con registro 2013139, publicada el 25 de noviembre de 2016).

En su comunicado 140/2018, la Corte aclara que este derecho no es absoluto y “puede ser limitado con la finalidad de perseguir algún objetivo constitucionalmente válido. Este derecho encuentra algunos de sus límites en los derechos de los demás y en el orden público” (Semanario Judicial de la Federación, tesis con registro 2013141 publicada el 25 de noviembre de 2016).

En suma, la Primera Sala ordenó a la Cofepris que autorizara a los quejosos consumir personalmente marihuana, sin que eso signifique que tienen permiso para comercializarla o para emplear otros estupefacientes o psicotrópicos. Con esta decisión suman cinco precedentes iguales que establecen jurisprudencia, es decir, el criterio se vuelve obligatorio para todos los tribunales del país.

En otras palabras, las personas mayores de edad pueden fumar marihuana si:

 

  1. a) Solicitan la autorización a la Cofepris y esta lo rechaza.
  2. b) El fin de consumirla es lúdico o recreativo.
  3. c) Promueven su amparo en contra de esta decisión y se los conceden.
  4. d) La Cofepris debe fijar los lineamientos y modalidades para otorgar los permisos.

 

Es importante aclarar que en esta decisión la Corte no se pronunció sobre la despenalización de la marihuana. Este tema ha sido objeto de un debate diferente. Hay que recordar que el 22 de agosto pasado, la misma Primera Sala se pronunció en contra de la propuesta de resolución del amparo en revisión 5809/2016, de la ministra Norma Lucía Piña Hernández. El proyecto rechazado proponía amparar al quejoso, porque el delito de posesión simple de narcóticos previsto en el primer párrafo del artículo 477 de la Ley General de Salud, en lo que respecta a la Cannabis sativa, era inconstitucional.

Al conocer la determinación de la SCJN, los coordinadores de Morena en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal y Mario Delgado, señalaron que el Congreso de la Unión debe promover una reforma para legalizar el uso lúdico y médico de la marihuana. Por su parte, el próximo secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, estimó que, de acuerdo con la experiencia internacional, una decisión de este tipo es favorable para la reducción de la violencia y la inseguridad.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: