Informe de Gobierno en el Palenque | ‘Me da gusto estar en un escenario como uno es’: Quirino

Informe de Gobierno en el Palenque | ‘Me da gusto estar en un escenario como uno es’: Quirino

Compartir:

Durante la presentación de su segundo informe de gobierno en el Palenque de Culiacán, Quirino Ordaz Coppel enfatizó la cercanía con la gente, la austeridad y la lucha contra la corrupción y sobre todo los avances en cuanto a infraestructura productiva, escolar y de salud. Ya para finalizar dijo estar comprometido con el plan de seguridad del presidente electo, se comprometió a trabajar junto con él y lo calificó como “una persona sencilla y pragmática, con ganas de trabajar para que le fuera bien a Sinaloa”.

Alrededor de las 5:05 de la tarde subió Quirino Ordaz Coppel al escenario preparado en el Palenque de Culiacán para ofrecer su segundo informe de gobierno. Lo hizo acompañado de su esposa quien, con un vestido blanco estampado en flores rojas, hacía juego con la ya clásica guayabera blanca y pantalón de vestir del gobernador. Recibió por unos segundos los aplausos del público que apenas cabía en el lugar, e invitó a su compañera a tomar asiento para iniciar con su presentación de una hora en la que hablaría sobre los avances logrados por su administración durante los últimos dos años.

Un día atrás, en un acto que no se veía en diez años, Ordaz Coppel acudió al Congreso del Estado a entregar personalmente el documento de su segundo informe de gobierno. Las circunstancias fueron diferentes a las de hace un año, cuando el PRI aún era mayoría en el legislativo local.

Ahora decidió acercarse como, según el presidente de la Mesa Directiva del Congreso, Marco Almaral, “un acto republicano, sobrio y de mutuo respeto entre poderes, donde se muestra cortesía y madurez política”.

“Hola, ¿cómo están?… ¡Arriba las mujeres!”, inició y el Palenque rebosó de gritos y aplausos. “Me da gusto estar en un escenario como uno es, directo, abierto, y en contacto con lo más importante que es la gente”, continuó.

El primer agradecimiento fue para Enrique Inzunza Cázarez, el titular del Poder Judicial en Sinaloa. De ahí se siguieron una larga lista de figuras políticas de los distintos poderes y organismos del estado.

Estos abarcaban las primeras filas de asientos del lugar y curiosamente la mayoría de ellos eligieron, como código de vestimenta, camisa blanca y pantalón kakhi o de vestir.

“Tenemos que salir de las oficinas, del aire acondicionado, se tiene que salir del confort para estar en lo más importante, con la gente en sus comunidades, viendo, sintiendo y recorriendo”, espetaba el gobernador como parte de un discurso que ha mantenido desde su toma de posesión hace casi ya dos años, y que se vio reforzado luego de los pésimos resultados del PRI en las elecciones del primero de julio.

Junto con la entrega del documento del segundo informe de manera personal ante el Congreso del Estado y los recorridos por las comunidades afectadas por Willa en donde las fotografías oficiales mostraban a un Quirino dispuesto a meterse al agua sucia de las inundaciones con tal de atender a sus gobernados; la elección del Palenque de la Feria Ganadera para ofrecer su segundo informe fue otra elección que puede leerse como un intento de acercarse de nuevo a las bases sociales para reforzar la aceptación del partido al que su administración representa.

 

Austeridad, una fiscalía autónoma, lucha contra la corrupción, fortalecimiento de la ASE y mejora regulatoria fueron los primeros avances nombrados.

Le siguieron, en el tema de seguridad, el equipamiento a las fuerzas policiales y la instalación de cámaras de videovigilancia ‘como nunca las había tenido el estado’, para rematar diciéndose un convencido del nuevo plan de seguridad del presidente electo. “Nos vamos a unir en un gran equipo fortaleciendo las colaboraciones con todas las fuerzas de seguridad”, añadió.

Mientras que pantallas colocadas en el piso del escenario le mostraban al gobernador bullets de los temas que debía ir tratando en cada momento, este iba parafraseando, hablando de manera pausada pero constante. Iniciaba una idea lentamente para ir fortaleciéndola con volumen y fuerza, acelarar y llegar casi a un grito en el que daba énfasis a cada silaba para luego dar paso a un silencio que indicaba a los presentes que era momento de los aplausos.

De  momentos, el discurso de Quirino se notaba atropellado y poco fluido, más nunca tanto como para perder el hilo de las ideas.

En un momento, como recordando que le había hecho falta, agradeció la presencia de los dirigentes de los partidos presentes, iniciando con Melesio Cuen Ojeda, quien había llegado algunos minutos tarde y se encontraba en la tercera hilera de asientos, entre Karla Peraza del IEES y Víctor Gandarilla, fuerte figura del priismo sinaloense.

Entre otros temas, aprovechó para dar la bienvenida a las familias que llegarán en algunas semanas a la ciudad militar del Sauz, acompañando a los elementos de la Policía Militar que, dijo, se la van a venir a jugar por Sinaloa. Habló también de un significativo incremento al financiamiento  de las mipymes y la creación de nuevos pequeños negocios; dijo que el Tianguis Turístico en Mazatlán había sido el mejor tianguis de toda la historia; destacó el pago del 90% de los adeudos a los productores de granos que meses atrás bloquearon la entrada a la Expo Agro y dijo que el nuevo acuario de Mazatlán será el más importante de toda América Latina.

Entre las constantes pausas entre el discurso, en determinados momentos una hilera de jóvenes con playeras rojas que abarcaban una media luna de la última fila de butacas echaban porras al gobernador con la frase insignia de su administración. ‘¡Puro Sinaloa!’, decían y  el palenque entero seguía el ejemplo.

Como un apartado especial destacó las grandes obras como el dren San Joaquín, en Guasave, la carretera Los Mochis-Topolobampo que, según le dijo López Obrador, será de concreto hidráulico.

Habló también sobre el distrito de riego de la presa Picachos, la presa Santa María, el acueducto Miravalles y la modernización de los puertos de Mazatlán y Topolobampo; le siguieron menciones a la infraestructura escolar, la modernización del Centro de Ciencias de Sinaloa y la construcción de tres nuevos hospitales.

“Ningún estado del país está construyendo tres hospitales ahorita”, añadió motivando un fuerte aplauso.

Aún señalaba logros y proyectos en materia de infraestructura y obra pública, cuando el ambiente dejó de ser festivo para tornarse pesado. Alrededor de las 5:50, se pudo empezar a escuchar un creciente murmullo generalizado, el lapso de atención de los asistentes empezaba a agotarse y el discurso al parecer aún tenía un buen tramo por delante en este tema, el cual, por otro lado, fue el tema destacado como el de los principales logros y avances durante los dos años de la actual administración del ejecutivo estatal.

Sin embargo, poco faltaba ya para la finalización del evento.

Ya en la recta final del discurso, agradeció a sus colaboradores al confesar que no es fácil trabajar con él y pronosticó que en esta nueva etapa de cambio de poderes a Sinaloa le va a ir muy bien, pues sin importar colores, está decidido a colaborar con los nuevos alcaldes.

Por último, y como cereza del pastel, mencionó que durante sus encuentros con el presidente electo encontró a una persona sencilla y pragmática, con ganas de trabajar para que le vaya bien a Sinaloa.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: