¿Qué come el mexicano? | A menor ingreso prefiere calorías sobre alimentos nutritivos

¿Qué come el mexicano? | A menor ingreso prefiere calorías sobre alimentos nutritivos

Compartir:

Según la doctora Miriam Bertran Vilà, la falta de acceso a una alimentación de calidad es el principal problema alimenticio de millones de mexicanos… Y la principal consecuencia es la concurrencia de desnutrición y obesidad.

La disponibilidad y accesibilidad de los alimentos, horarios de trabajo, organización del tiempo son algunos de los factores que intervienen en el proceso de alimentación de los mexicanos, situaciones que enfrentan a millones de personas a la falta de acceso a una alimentación de calidad, es decir, platillos balanceados que estén a su alcance en todos los sentidos.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora Bertran Vilà aseguró que la comida mexicana no es mala, el problema es la cantidad y la forma en cómo la consumimos.

A lo largo de los últimos treinta años tenemos acceso a más alimentos, por lo que su consumo tiene el componente de ser un satisfactor, las personas quieren llenar un vacío de satisfacción a través de sus platillos favoritos.

“La comida es un placer, por lo que las personas se permiten comer lo que les guste más y no siempre lo que les nutra. Esto se debe, en parte, a que hay pocos elementos satisfactorios en la vida diaria de las personas”, explicó la investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el mismo sentido, aseguró que el llevar una alimentación de calidad es un problema relacionado a las condiciones y calidad de vida, y que mientras estas no se mejoren no podrá haber un cambio sustancial en la alimentación de los mexicanos.

Alimentación, ingreso y estilo de vida

Otro de los factores relacionados con lo anterior es el nivel de ingresos. Esto debido a que los consumidores buscan una relación entre lo que les guste más, lo que sea más barato y lo que les llene más, dejando de lado el factor de la nutrición.

A este respecto, Paloma Villagómez Ornelas, doctoranda por El Colegio de México en Ciencias Sociales con especialidad en Sociología,  indica que hay una diferenciación muy importante en México con respecto a la dieta según el estrato social, por lo que los hábitos alimenticios varían según el ingreso.

“Conforme el ingreso disminuye, la alimentación se va centrando en alimentos con poco aporte nutricional y más densidad calórica porque estos son más baratos. En general, las dietas de las personas con bajos ingresos son voluminosas porque tiene que rendir con menos dinero”, agregó.

¿Qué comemos los mexicanos?

La alimentación diaria en México se conforma de tres comidas: desayuno, comida y cena.

  • El desayuno generalmente se compone de huevo, cereal, leche, pan, queso y fruta.
  • A mediodía se come sopa, arroz o pasta, carne con salsa picante, tortillas, frijoles, agua de sabor o refresco.
  • Por la noche, se acostumbra el pan y la leche.

Desnutrición y obesidad

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), 18 por ciento de los mexicanos vive en pobreza alimentaria lo que ha traído como consecuencias la alta prevalencia de desnutrición y obesidad en el país.

Así, según un artículo de investigación de la doctora Nuria Urquía Fernández, extitular de la FAO, señala que la disponibilidad energética en México es tres mil 145 kilocalorías por persona, uno de los índices más elevados del mundo.

En contraparte, existe un problema de malnutrición muy marcado en la población infantil, pues los datos refieren que 14 niños de cada 100 tienen problemas de desnutrición, según el texto.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt.

¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: