Tema de la semana | El PRI, de vuelta al pueblo y fuera del confort

Tema de la semana | El PRI, de vuelta al pueblo y fuera del confort

Compartir:

Un día después del azote del huracán Willa a los municipios sureños del estado, el gobernador Quirino Ordaz Coppel se hizo acompañar de algunos secretarios de su gabinete, el alcalde del Rosario y el diputado por el distrito 24, para hacer un recorrido en el que buscó dar la imagen de ser un burócrata “echado para adelante” y sin miedo a meterse al agua y mojarse los pantalones. El día de ayer, durante el evento de su Segundo Informe de Gobierno en el Palenque de la Fería Ganadera, confirmó la estrategia que busca poner al PRI de nuevo “de cara a la gente”. “Tenemos que salir de las oficinas, del aire acondicionado; se tiene que salir del confort para estar en lo más importante: con la gente en sus comunidades, viendo, sintiendo y recorriendo”, decía al iniciar su discurso.

La fotografía es importante porque refleja la estrategia con la que, poco a poco, tanto el gobernador del estado como el PRI en Sinaloa buscan posicionar con el objetivo de recuperar el respaldo ciudadano de un PRI que, hoy por hoy, ya no existe y que sabe que tiene de frente largo y sinuoso camino hacia la reconstrucción del que durante casi un siglo fue, en los hechos, el único partido que detentó el poder político a nivel nacional.

Otros hechos confirman que el PRI decidió voltear de nuevo hacia el Pueblo.

Esta misma semana, el que fuera rescatado de la derrota en las elecciones a la alcaldía de Culiacán y puesto en lugar de un experimentado Enrique Habermann en la Secretaría de Agricultura y Ganadería, Jesús Valdés Palazuelos, decidió renunciar apenas a cuatro meses de tomar la responsabilidad con el fin de buscar la dirigencia estatal del PRI. “Siempre ha sido mi anhelo dirigir a mi partido”, dijo ante los medios mientras saludaba a las decenas de militantes que buscaban un apretón de manos, una selfie, un abrazo o una sonrisa.

Su misión, dijo, será unificar al PRI y recuperar a la militancia pérdida. “A eso venimos, a trabajar fuertemente para recuperar la confianza de la sociedad, ayudarle a Gobierno del Estado a que tenga mejor presupuesto y ayudarle a los municipios a que puedan tener mejores acciones y políticas públicas”, añadió.

Un día después tocó de nuevo al gobernador el implementar la estrategia, rompiendo 10 años de tradición priista en la que la entrega del Informe de Gobierno al Congreso del Estado era un acto protocolario que se hacía entre compañeros de partido. Ahora, ante la llegaba de Morena a la mayoría del Congreso local, Ordaz Coppel asistió en persona al Congreso y entregó con sus propias manos los resultados de sus dos años de administración a la presidenta de la Junta de Coordinación Política, la morenista Graciela Domínguez Nava, y al presidente de la Mesa Directiva del legislativo, el petista Marco Almaral.

En su participación, Quirino aseguró que el Gobierno del Estado tiene toda la disposición para aclarar y ampliar la información cuantas veces lo requiera el Congreso. “Vivimos un extraordinario momento de pluralidad política y social y el reto es transitar de la diversidad política hacia los mejores acuerdos”, mencionó.

Por último, el día de ayer durante la presentación del Segundo Informe de Gobierno hacia la ciudadanía en el Palenque de Culiacán, Ordaz Coppel fue más directo al iniciar su discurso mencionando lo que ya era obvio desde el anuncio de la sede del evento: “Me da gusto estar en un escenario como uno es: directo, abierto, y en contacto con lo más importante que es la gente”, dijo y agregó que los funcionarios tienen que “salir de las oficinas, del aire acondicionado, se tiene que salir del confort para estar en lo más importante, con la gente en sus comunidades, viendo, sintiendo y recorriendo”.

En aquella imagen, tomada por su mismo equipo de comunicación luego del azote del huracán ‘Willa’ en Escuinapa y el Rosario, se ve a un gobernador y a sus secretarios de estado sonrientes. Dan la impresión de estarse divirtiendo ante la ocurrencia de meterse a las aguas inundadas. La ciudadanía lo entendió así y en las redes sociales los comentarios de indignación se multiplicaron al señalar que no había necesidad de tal acto, que a todas luces, calificaban, se realizó tan solo con el fin de ganarse una opinión favorable de parte de la ciudadanía.

Gran error, pues solo los funcionarios, aquellos a los que Quirino invita a salirse de las oficinas y del aire acondicionado, entendieron el acto del gobernador como un sacrificio a su comodidad.

En este sentido, la opinión pública sinaloense se encuentra bien vacunada ante actos que bien pueden calificarse como populistas y encaminados a ganarse el beneplácito de la ciudadanía. Es entonces que, si el Gobierno del Estado y el PRI a nivel estatal en realidad quieren ‘estar con la gente’ y atender sus necesidades, bien habrían de hacer al dejar de ignorar situaciones como la falta de pago a los jubilados del SNTE 53, las pésimas condiciones en que se encuentran trabajando los empleados estatales del sector salud, la falta de condiciones de personal y equipamiento y al interior de las corporaciones de seguridad y las constantes muertes y desapariciones que dejan a su paso un hilo rojo de impunidad y a miles de familias destrozadas e indefensas. El atender y resolver estas sentidas necesidades del pueblo, eso sí sería en realidad estar con la gente.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: