Efecto ESPEJO | Llega la ‘tijera’ al Poder Judicial, pero qué con el sistema de justicia

Efecto ESPEJO | Llega la ‘tijera’ al Poder Judicial, pero qué con el sistema de justicia

Compartir:

Se ve venir un debate intenso en el Poder Judicial federal y estatal debido a los trabajos legislativos para ajustar los sueldos y remuneraciones de la judicatura con la disposición que establece que ningún servidor público puede ganar más que el presidente de la República, o en su caso que el gobernador que corresponde a cada estado.

La controversia presupone el descuido de tema toral que tiene que ver con la justicia justa y expedita que le falta a México desde hace décadas y más ahora que el país lleva 12 años de criminalidad desbordada y más de 250 mil homicidios dolosos cuyas familias son revictimizadas por la impunidad.

La reacción de los ministros, magistrados y jueces, con el amago de que la justicia se prostituiría si les bajan los sueldos,  en contraste con los bajos salarios de los jueces y personal de apoyo en Sinaloa, definen los dos extremos de un problema que es más de fondo que el superficial tratamiento que se le está dando.

Con niveles de impunidad que según el Inegi son del 93 por ciento en el país, el esfuerzo tendría que gastarse en la reestructura general del sistema mexicano de justicia para que la primera condición del oneroso esquema actual sea la vigencia del estado de derecho como el gran inhibidor de las conductas antisociales.

De ser de otra manera, volvería a cometerse el error de ver solo un árbol del bosque de deficiencias y cambiarán los sueldos a la baja, pero iría también en caída la eficiencia y credibilidad del aparato de justicia, haciéndonos tarde la pregunta de por qué no resolvimos el problema desde su raíz.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.


 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: