El análisis de Ángel Leyva Munguía | Alertas en el artículo tercero constitucional

El análisis de Ángel Leyva Munguía | Alertas en el artículo tercero constitucional

Compartir:

 

Hoy tenemos la oportunidad de modificar el artículo tercero constitucional; aprovechémosla para que sea la mejor versión posible.

Todo proceso de cambio es complejo, sobre todo cuando se habla de un proyecto eminentemente social como la educación. Los problemas en este rubro son diversos, por lo que debe prevalecer el principio de la progresividad: siempre avanzar y de ninguna manera retroceder. En este sentido, la evidencia y los argumentos deben ser las herramientas que nos permitan la transformación educativa, no así,  visiones políticas sin el debido análisis y reflexión.

La iniciativa de reforma educativa del presidente López Obrador que está próxima a discutirse en el Congreso debe ser una oportunidad para avanzar en el fortalecimiento de nuestros derechos democráticos desde la Constitución, por lo tanto, estas son algunas de las cuestiones que debemos reflexionar:

  1. Entender el derecho a la educación como sólo estar en la escuela, no es lo mismo que el derecho a aprender en ella.  Actualmente, el artículo tercero constitucional señala que “el Estado debe garantizar la calidad en la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos”. ¿No sería un retroceso eliminar de la constitución la garantía de que el Estado asegure el aprendizaje de los alumnos y en su lugar regresar a una visión desfasada, en la cual lo único que importa es acceder a la escuela?
  2. Indudablemente, es un avance de la iniciativa pretender que la política educativa sea incluyente, sin embargo, el concepto está incompleto, limitado y, a la vez, es excluyente, ya que como está planteada sólo considera algunos grupos vulnerables, cuando lo que se pretende es que el sistema educativo responda a las necesidades de todas y todos, independientemente de sus características individuales, eliminando las barreras que enfrenta cada niña, niño y joven para el aprendizaje y la participación, ¿No sería mejor ampliar el concepto de inclusión que alargar la lista de grupos marginados?
  3. Está ampliamente reconocido que el desarrollo integral de la primera infancia es imprescindible para la formación de las niñas y niños. Eliminar la educación inicial de la Constitución es un grave retroceso que profundizaría las brechas de desigualdad entre los que tienen acceso a oportunidades y los que no, ¿Cómo se garantizaría entonces el derecho a aprender de las y los niños de 0 a 3 años?
  4. Actualmente, se cuenta con un organismo constitucionalmente autónomo (INEE) encargado de evaluar el progreso en la garantía del derecho a aprender, así como generar diagnósticos y directrices de política educativa, el cual desaparecería para la creación de una instancia dependiente del ejecutivo federal. Éste es un retroceso importante, ya que la autoridad se convertirá en juez y parte, ¿Qué nos garantiza que la evaluación no sea a modo? ¿Por qué no fortalecer al instituto en vez de desparecerlo?
  5. Otra alerta es que existe un planteamiento insuficiente en las disposiciones constitucionales que garantizan los derechos profesionales docentes. No debe eliminarse el derecho de éstos de ingresar y promoverse en el sistema bajo criterios objetivos e imparciales, basados en el mérito y no en favores políticos y clientelares, ¿De qué manera se asignarán las plazas de nuevo ingreso y promoción? ¿Se mantendrá el sistema de tutorías y de acompañamiento escolar? ¿De qué forma se entregarán los incentivos a docentes destacados?

La constitución nos brinda certidumbre y además, de ser necesario, permite exigir nuestros derechos en tribunales. Hoy tenemos la oportunidad de modificar el artículo tercero constitucional; aprovechémosla para que sea la mejor versión posible. Los ciudadanos debemos estar informados y exigir a los legisladores la reflexión y atención de estos temas con responsabilidad, ya que dejar la iniciativa tal y como está sería un gran salto hacia atrás.

[email protected]

* Ángel Leyva Murguía es encargado de la Dirección General de Mexicanos Primero Sinaloa.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: