Ocho acontecimientos que marcarán pauta para la economía global en el 2019

Ocho acontecimientos que marcarán pauta para la economía global en el 2019

Compartir:

La crisis migratoria, el cambio climático, la subida en las tasas de interés y el abandono del dólar como moneda de cambio por parte de diversos países, configuran un escenario económico incierto para el año que inicia. A continuación te contamos algunos de los hechos que seguramente tendrán consecuencias económicas en el 2019.

La crisis migratoria

Producto de relaciones comerciales asimétricas que más que impulsar el crecimiento económico sometió a países africanos y latinoamericanos a auténticos saqueos por parte de las grandes inversiones extranjeras, las poblaciones de estos últimos se han visto afectadas por problemas como la violencia, bajos salarios y falta de condiciones adecuadas para una vida digna. Producto de esta situación durante el último año se agravó una ya incontrolable ola de migración desde los países de la periferia hacia los desarrollados.

Así, se han vuelto comunes las imágenes en las que cientos de africanos pierden la vida al tratar de cruzar el mar Mediterráneo en pequeñas balsas atiborradas de personas, mientras que en México se vivió el paso de una gran caravana migrante de ciudadanos hondureños que escapaban de las pésimas condiciones de vida en su país buscando el anhelado sueño americano.

Así, el 2018 cierra con la mayor crisis migratoria de la que se tenga registro, siendo esta un problema humanitario que ya supera las capacidades de manejo social y económico por parte de los estados nación y se inserta en una de las problemáticas a ser tratadas por la comunidad internacional, la cual se empieza a atender con el pacto migratorio de la ONU firmado hace unas semanas por más de 150 países.

 

Adiós al dólar

Cada vez son más los países que ven con recelo el uso del dólar como moneda de cambio internacional para sus transacciones comerciales. Además de los esfuerzos de Rusia, China, Irán o Turquía, también la Unión Europea ha anunciado que incrementará sus importaciones de materias primas e hidrocarburos en euros buscando cierta independencia del dólar y de Estados Unidos. China, por su parte, ha logrado que alrededor de 30 países utilicen el yuan en sus transacciones comerciales, alcanzando un monto de comercio por 3.2 billones de su moneda.

 

Una nueva guerra comercial

La llegada de Donald Trump y su política de América primero a la Casa Blanca han desatado una fuerte guerra comercial desde Estados Unidos contra varias naciones. Respecto a sus socios norteamericanos, Trump orilló a una nueva negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Estados Unidos y Canadá, además incrementó los impuestos de entrada al acero y el aluminio.

Sin embargo, el principal adversario para el régimen estadounidense es China, que tiene años perfilando diversas acciones para incrementar su influencia en el Océano Índico y la zona Asía-Pacífico buscando un mayor control de las rutas comerciales a través del llamado “collar de perlas” chino que consiste en la compra e inversión en puertos y bases militares desde Hong Kong hasta el Mar Mediterráneo diseñada para asegurar la salida y entrada de mercancías y productos energéticos con destino u origen en China.

 

Acercamiento China-Rusia

Producto de la ya señalada guerra comercial emprendida desde la Casa Blanca, las potencias globales han empezado a disminuir su influencia estadounidense y generar nuevos bloques comerciales y de cooperación económica y geoestratégica. Tal es el caso de Rusia y China que tan solo durante este año incrementaron su comercio bilateral en un 27% respecto al 2017.

Así, mientras China asegura que no tiene miedo a la guerra comercial que se busca escalar desde norteamérica, el presidente ruso Vladimir Putin no pone empacho en afirmar que las acciones de Estados Unidos tienen el objetivo tácito de frenar el desarrollo ruso y elevan el riesgo de una guerra nuclear, mientras por otro lado anuncia constantes innovaciones militares y armamentísticas con el objetivo de disuadir las acciones militares de Trump en contra de sus aliados.

 

Desigualdad inédita

Como ya lo dijo Thomas Piketty en su libro El Capital en el Siglo XXI, un estudio de la Biblioteca de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, ha reafirmado que el mundo se encamina hacia un escenario de desigualdad inédito en el que el 1% de la población más rica podría acaparar el 64% de la riqueza global para el año 2030. Esto debido a que, mientras que el promedio de crecimiento de la riqueza de la población en general alcanza una media de 3% anual, el del 1% más rico crece al doble.

Estas situaciones agudizan graves problemas sociales ya no solo en los países pobres o en vías de desarrollo, sino también en aquellos países que se consideran como las potencias económicas globales.

 

La oportunidad de la ASEAN

Con sus diez integrantes, este año la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) logró un crecimiento conjunto del 6.2% en la región, convirtiéndose en uno de los grupos regionales con mayor estabilidad y crecimiento en el 2018. Juntos, su PIB de 2.55 billones de dólares, los hace la sexta economía del planeta y tienen el objetivo de llegar a los 9.2 billones para el 2050.

Asimismo, el bloque ve un gran potencial de crecimiento en la guerra comercial entre China y Estados Unidos, pues países como Filipinas, Indonesia, Tailandia, Cambodia, Singapur, Vietnam o Brunei tendrían la oportunidad de incrementar sus transacciones económicas con ambas naciones.

 

Brexit sin acuerdo

Luego de múltiples negociaciones, el 2018 finalizó sin alcanzar un acuerdo claro para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo cual supone graves riesgos económicos y sociales para la potencia europea. Y mientras la fecha prevista para el brexit (marzo del 2019) se acerca, la tensión generada por las infructíferas negociaciones ponen en riesgo la permanencia en el cargo de la primera ministra británica Theresa May.

Por lo pronto, con un brexit sin acuerdo, no son pocas las entidades financieras asentadas en Londres las que ya están preparando el traslado de parte de su negocio a otros países de la Unión.

 

¿Una nueva crisis global?

El alza en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal es para muchos analistas financieros el augurio de una posible nueva crisis financiera global. Más allá de conspiraciones y hechos anecdóticos como la portada de la revista The Economist de octubre de este año, el ex primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, ha indicado que las medidas contra las irregularidades financieras aplicadas luego de la crisis del 2008 no fueron las suficientes para persuadir a los grandes bancos de emprender especulaciones riesgosas para la salud de las finanzas globales.

Así, el mundo llega al 2019 con una deuda total que sobrepasa al 60% y unas tasas de interés no vistas desde el colapso del 2008 que han incomodado incluso al presidente Trump, quién ha alertado a la reserva federal estadounidense de no quitar más liquidez al mercado al encarecer el costo de las hipotecas, las tarjetas de crédito y otros préstamos.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: