Impuesto Predial | La inútil madrugada de Patricia

Impuesto Predial | La inútil madrugada de Patricia

Compartir:

Patricia Sánchez salió de su casa a las 5:00 horas a pagar el Predial. Pensó en madrugar para desocuparse a buena hora, para que le diera tiempo de ir a recoger a su hija a la escuela.

Llegó alrededor de las 5:30 al Ayuntamiento de Culiacán. Delante de ella ya había decenas de personas formando fila. Aun así, siguió confiando en que pronto realizaría el pago.

Pero sus planes no salieron. Casi a las 12:00 horas, seis horas después de su llegada, empezó a manotear entre la gente, los cientos de culiacanenses que también habían acudido a llevar a cabo el mismo pago.

Patricia manoteaba buscando al fotógrafo que en la planta alta del Ayuntamiento buscaba el mejor ángulo. Ya estaba harta, según dijo.

Y las colas seguían en el último día para aprovechar los descuentos del predial. Era último día y el patio del palacio municipal estaba abarrotado de ciudadanos en busca de pagar. Todos queriendo pagar el mismo día.

Entonces algunos reporteros la vieron manoteando. Patricia les explicó su enojo. Que las cajeras que cobran, que las colas, que no es posible, que el servicio deficiente, que muy mal, que pésimo, que échele pluma: cuántas horas llevo aquí…

Justo terminó la entrevista, de explicar su queja, la fila se recorrió.

Patricia Sánchez avanzó otro poco. Pero aún le faltaban otros minutos para hacer valer su turno, su inútil madrugada.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: