Residuos sólidos en Sinaloa | ¿Dónde va a parar la basura que se genera en el estado?

Residuos sólidos en Sinaloa | ¿Dónde va a parar la basura que se genera en el estado?

Compartir:

La gran mayoría de nosotros pensamos que el problema de la basura termina cuando sacamos la bolsa con los desechos a la calle y esperamos que el camión recolector pase por ellos, en realidad estamos muy pero muy equivocados, el problema apenas inicia.

Texto: Dr. Xicoténcatl Vega Picos

Alguna vez nos hemos preguntado ¿a dónde va a parar toda la basura que generamos diariamente? Esto es lo que las administraciones municipales se preguntan cada día durante los 365 días del año. Sin lugar a dudas, es el servicio público municipal más caro de los ayuntamientos. Una verdadera sangría para la economía de los municipios.

El INEGI (2015) indica que el 83 por ciento de los sinaloenses entregamos los desechos a un “servicio público de recolección”, un 5 por ciento lo “tiran en el basurero público o colocan en contenedor o depósito”, más grave aún al señalar que casi el 10 por ciento la queman, el 1.5 por ciento la entierran o tiran. Esto significa que más de ocho sinaloenses se sacude las manos pensando que su problema con la basura terminó con este servicio que presta el municipio.

Lo común y normal, es el asegurarnos que las bolsas de basura, bien amarradas para no hacer cochinero, sean dejadas en la banqueta, contenedor, bote de plástico; esperando que no se la coma el perro, o el ver a alguna persona hurgando para sacar algo de material reciclado, quien al final deja toda la basura regada y como por arte de magia desaparece con el paso del camión recolector.

Coincide que los sinaloenses que respondieron que se las “entrega a servicio público de recolección”, son los municipios más importantes en el Estado: Ahome, Culiacán, Guasave y Mazatlán, que en conjunto promedian un 91 por ciento de los que tienen este servicio. Nada mal si consideramos que es entregado para su recolección, ¿y después qué?

Aquí es donde cabe el ¿Qué sucede con toda esta basura” ¿a dónde va a parar? Tan solo en los meses de enero y febrero, de este año, se estima que los sinaloenses generamos poco menos de 160 mil toneladas de basura tan solo en los hogares, no incluimos en esta sumatoria los denominados “residuos de manejo especial” que son los que generan las empresas y comercios, con lo que fácilmente podríamos superar las 180 mil toneladas. Números aterradores si consideramos que son desechos que ya no necesitamos y por lo que esto representa en términos ambientales.

En México y en Sinaloa todos estos desechos deben de tener una disposición final adecuada, misma que se debe de realizar en los rellenos sanitarios, que de acuerdo a la Ley de Residuos del Estado de Sinaloa son “instalaciones autorizadas para la disposición final de los residuos de manejo especial y sólidos urbanos, con el fin de controlar los impactos ambientales a través de la compactación e infraestructura adicionales”. Para ello el Gobierno Federal elaboró una Norma Oficial Mexicana (NOM 083 SEMARNAT 2003) en la cual se establece el cómo debe de construirse un relleno y manejarse para minimizar el impacto ambiental que tiene el depositar todo este cúmulo de basura en un solo punto

En Sinaloa, desafortunadamente, se está perdiendo la batalla contra la generación de basura. No existe un programa de separación de  residuos que nos permita recuperar o reciclar productos que consideramos ya como desecho, tampoco tenemos un programa de educación orientado a una menor generación o uso de materiales de desecho. Fomentar el reciclado y evitar la generación de basura aunado a programas educativos y cambios en actitudes y en nuestra cultura son factores necesarios para controlar esta vorágine de desechos que nos inunda todos los días.

Mientras en México pensamos que la “solución al problema de la basura” termina en la correcta disposición final, si es que llegan a estos sitios, en algunos países europeos ya no construyen rellenos sanitarios, tienen programas ambiciosos de reciclaje con metas muy claras y definidas, actualmente la Unión Europea recicla, en promedio el 45 por ciento de sus desechos, lo otro la aprovechan en esquemas de generación de electricidad o como parte de los sistemas de calefacción.

Actuar colectivamente en la reducción de la basura debe de ser un objetivo común en una sociedad que ya se encuentra más organizada pero que aún depende sustancialmente de los municipios para evadir este problema no es la solución. La solución es trabajar colectivamente en pro de un planeta más limpio y sustentable. Creo que vale la pena, ¿o no?


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: