¿Así son los culichis? | Influencers, parodias y clichés: el Culiacán de las redes sociales

¿Así son los culichis? | Influencers, parodias y clichés: el Culiacán de las redes sociales

Compartir:

¿Qué tienen en común Jiapsi Yañez, El Ezequiel y Héctor Limón? Además de haber alcanzado la fama a través de redes sociales hasta lograr convertir sus personajes en su principal fuente de ingresos económicos, también son la representación del estereotipo social que se tiene de los culiacanenses en México y en algunas ciudades del extranjero.

Culiacán siempre ha tenido sus personajes, unos más entrañables que otros y algunos con más ambiciones. La capital sinaloense ha visto ir y venir decenas de figuras, algunas han logrado alcanzar el éxito, otras han desaparecido de los medios y algunos más han tenido oscuros desenlaces.

Pero… ¿por qué se vuelven famosos?

Un artículo publicado en Hardvard Business Review señala que para que un contenido o personaje se vuelva viral tiene que generar una respuesta física ligada a los sentimientos del espectador, “siendo la comedia la más propensa a viralizarse y renovarse constantemente en redes sociales”, confirma también el Journal Marketing Research.

Es sin duda la mezcla perfecta que existe entre la aceptación de la narcocultura como una forma de vida que impera en todos los sectores de la población culichi y la picardía del humor en las redes sociales, la que han creado el escenario perfecto para ver nacer a estas figuras.

¿Nos representan?

No del todo, pero sí. Lo cierto es que estos personajes se han vuelto virales del interior del estado hacia el exterior, logrando que el estereotipo del ‘buchón’ sea socializado como el perfil del culiacanense promedio. Estas parodias han logrado consolidarse en el gusto no solo de los propios habitantes de Sinaloa, sino de México y algunos países extranjeros, convirtiéndose en un negocio rentable que muchos aspiran poder replicar.

Son influencers, de una manera muy particular han acoplado las costumbres más particulares de Sinaloa a las formas de comedia que se demandan en las redes sociales, utilizando mecanismos básicos de persuasión para que los propios sinaloenses que se sienten identificados con estas personalidades ficticias las asuman estandartes que representan una identidad colectiva.

Son muchos los factores que enganchan a los seguidores con estos personajes que van y vienen. Desde el nivel socioeconómico, las costumbres, los modismos, la narcocultura y el sentido de pertenencia, que unidos a las nuevas formas de convivencia que han estructurado las redes sociales en el plano digital, son la amalgama perfecta para que el culichi manifieste a través de la comedia las particularidades de su comportamiento.

No es Jiapsi, ni es Cid Vela, como tampoco lo fue en su momento el Pirata de Culiacán o alguna otra de las figuras mediáticas que han brillado a través del cliché que se ha ido construyendo sobre la personalidad culiacanense y sinaloense.

Es la necesidad de representar a través de alguien más, en una plataforma intangible y de manera efímera, los comportamientos positivos y negativos que se piensan propios y colectivos.





¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: