Tema de la semana | Homicidios a la baja, ¿quién pone la paz?

Tema de la semana | Homicidios a la baja, ¿quién pone la paz?

Compartir:

¿A qué se debe el proceso de recuperación de paz que, según el secretario ejecutivo del SESESP, vive actualmente Sinaloa? ¿En relación a que periodo se comparan las cifras de homicidio para decir que Sinaloa ya va en el camino de la pacificación? ¿Se puede cantar victoria?

A principios del mes de abril y con tres meses consecutivos en el que la cifra de homicidios mostró una clara tendencia a la baja, el secretario ejecutivo del SESESP Renato Ocampo Alcántar, declaró ante medios que Sinaloa vive un proceso de recuperación de paz.

Casi un mes después, se dio a conocer que, mientras a nivel nacional el primer trimestre del 2019 fue el más violento de la historia del país, en Sinaloa el número de homicidios disminuyó en 18%. Ante estos resultados el director del Semáforo Delictivo, Santiago Roel, comentó que la comunidad de sinaloense “había dado un gran ejemplo al organizarse e involucrar a las autoridades en el trabajo de inteligencia preventiva”.

Sin embargo, se antoja optimista adjudicar el descenso en las cifras de violencia únicamente a la organización entre comunidad y autoridades o a la coordinación de los tres niveles de gobierno, pues para intentar explicar esto pueden citarse múltiples factores.

Uno de estos es precisamente la mayor presencia militar en el estado con acciones como la inauguración de la base El Sauz y la llegada de cientos de efectivos militares a diversas zonas de la entidad. Situación que se reforzará con la subsecuente instalación de 7 bases regionales de la Guardia Nacional. Otro factor sería el encarcelamiento del Chapo Guzmán en Estados Unidos y el subsecuente reacomodo operativo del crimen organizado a nivel local.

Y un tercer factor, más aventurado, sería el discurso pacificador del presidente López Obrador, con mensajes como su criticada propuesta sobre otorgar amnistía a los delincuentes, la declaración de que en su gobierno no habrá guerra contra el narco y su repetida frase ‘abrazos no balazos’. A nivel simbólico, este constante discurso pacificador pudiera ser recibido por el crimen organizado como una invitación a trabajar el negocio sin violencia.

Por otro lado, lejos de cantar victoria y echar campanas al vuelo, habría que analizar las cifras (tanto históricas como actuales) para tener un panorama más amplio del nivel de criminalidad que vivimos en el estado.

Para contestar la pregunta de si en Sinaloa realmente han bajado la violencia y los homicidios bien haríamos en voltear a ver las estadísticas de 4 gobernadores atrás.

Mientras que en los dos primeros años de Quirino Ordaz Coppel, la cifra de homicidios ha promediado los 115 homicidios mensuales,  durante la administración de Malova este promedio alcanzó alrededor de 107 homicidios al mes.

En el caso de Aguilar Padilla este mantuvo un promedio bajo hasta que en el 2009, producto de la “guerra” contra el narcotráfico y los conflictos entre los Guzmán y los Beltrán Leyva en el Cartel de Sinaloa, el promedio de asesinatos se incrementó a mil 73 asesinatos ese año y 89.4 por mes.

Así, con cifras que rondaron los 100 homicidios al mes, los resultados de estas tres administraciones estatales contrastan con el periodo de Juan S. Millán, donde la estadística apenas promedió los 35.5 homicidios dolosos mensuales.

Volteando a ver cifras más recientes, a principios de abril la Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública presentó su Diagnóstico Anual de Seguridad Sinaloa 2018, el cual resaltó que durante el 2018 tanto el homicidio doloso como el Feminicidio presentaron disminuciones relevantes (del 28% y 43% respectivamente).

Sin embargo, añaden que en delitos como violencia familiar y desaparición forzada estamos lejos de cantar victoria y que hay temas que presentan rezagos importantes que los hacen prioritarios para el sistema de seguridad pública estatal. Entre ellos el tráfico y uso de armas de fuego, el robo de vehículo, el elevado porcentaje de impunidad y las graves carencias del sistema penitenciario.

Todos temas que, además de la cifra de homicidios, también es necesario atender y resolver para ahora si señalar que Sinaloa está en el camino correcto hacía la pacificación.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: