Indignación nacional | Nueva Ley de Uso de la Fuerza criminaliza la protesta en todo el país

Indignación nacional | Nueva Ley de Uso de la Fuerza criminaliza la protesta en todo el país

Compartir:

La Nueva Ley de Uso de la Fuerza busca reglamentar aspectos como las detenciones y las manifestaciones y aplicará a todos los policías y entes armados del país, entre ellos, la Guardia Nacional.

Luego de la aprobación de la Ley de Uso de la Fuerza, el revuelo que ha obtenido en internet por parte del pueblo mexicano es de indignación, ya que las manifestaciones son un fenómeno social donde se exteriorizan las quejas y exigen los derechos, normalmente de una forma pacífica, un ejercicio para la democracia.

Articulo19.org, comentó en su portal que esta ley puede tomarse como un mecanismo de censura previa para los manifestantes ya que cuando a través de una disposición normativa se pretenden limitar ciertas manifestaciones por considerarlas no legítimas o menos legítimas se impide el ejercicio de la democracia y de la expresión de los malestares de los aquejados antes de que lo hagan, imponiéndoles una carga descalificadora a su ejercicio.

No se puede descartar el hecho de que existen aspectos positivos como la inclusión de principios internacionales en la materia, por ejemplo la determinación de los niveles de uso de la fuerza, la obligación de agentes policiales de emitir informes sobre el uso de la fuerza que realicen, planeación y estrategia de operativos.

Resulta preocupante la referencia e interpretaciones que puedan recaer en el término “orden público” en el contexto de manifestaciones, debido a que el ejercicio de una protesta no debe ver como un problema de “orden público”, sino como el ejercicio de derechos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha sido clara en establecer que:

“Los gobiernos no pueden sencillamente invocar una de las restricciones legítimas de la libertad de expresión, como el mantenimiento del «orden público», como medio para suprimir un derecho garantizado por la Convención o para desnaturalizarlo o privarlo de contenido real. Si esto ocurre, la restricción aplicada de esa manera no es legítima ya que no se puede considerar el derecho de reunión y manifestación como sinónimo de desorden público para restringirlo per se.”

Petición para no criminalizar la protesta

A través de la página Change.org emergió una propuesta para que se de marcha atrás esta nueva ley, en esta petición se alega que “Esta ley no protege ni garantiza el ejercicio de derechos humanos como la libertad de expresión, reunión y asociación ejercidos en manifestaciones y todo tipo de reuniones y queremos que se vaya”, por lo que se hace evidente el rechazo de la sociedad mexicana para esta.

¿Y tú qué opinas?, ¿Está bien el regular y calificar cuando si se puede hacer una protesta social? 

 

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: