Letras sustentables | Origen, auge y caída del uso del plástico y su problemática ambiental

Letras sustentables | Origen, auge y caída del uso del plástico y su problemática ambiental

Compartir:

La evolución de la problemática ambiental derivada del incremento indiscriminado del plástico y sus productos.

Paulatinamente se fue apropiado de nuestros espacios, facilitaba muchas cosas en nuestra vida diaria, pasó de ser un producto útil en la cotidianidad a un revulsivo ambiental que actualmente puede transformar la vida marina. Hoy es uno de los mayores retos ambientales del planeta.

Las culturas precolombinas americanas (del sur de México a Brasil) fueron de los pioneros en el uso del caucho –plástico natural-, el cual fue llevado a Europa para explorar su potencial comercial, su uso fue en la industria textil, en la confección de ropa impermeable, pero el proceso de vulcanización lo convirtió en un producto indispensable en la fabricación de neumáticos, aislantes y repelentes de agua, entre otros, por sus excelentes propiedades elásticas y su resistencia, tanto así que en la actualidad se le sigue dando ese uso.

Sin embargo, los estudios y experimentos científicos con derivados del petróleo ya rondaban, para 1909 ya existían patentes de polímeros plásticos, pasaron más de 50 años para que las bolsas plásticas hicieran su aparición cuando Celloplast, empresa sueca, patentó la bolsa de polietileno de una sola pieza, esto fue la génesis  de una vertiginosa conquista del planeta, iniciando, paradójicamente, en el continente Europeo.

A finales de los setentas inicia el uso masivo de las bolsas y otros derivados plásticos, ¿por qué se comercializa masivamente este insumo? La colonización inició en los Estados Unidos de Norte América cuando dos cadenas de supermercados (Safeway y Kroger) sustituyen las bolsas de papel por las ya antes mencionadas bolsas de plástico. A estas tiendas se les sumaron otras, quienes de una manera agresiva indicaron que eran mejores que las bolsas de papel y las bolsas reutilizables, terminando la conquista global.

Fue tal la producción global de este producto que para el 2011 se producían un millón de bolsas plásticas por minuto, de ese grado era el uso de este producto, sumas alegres nos dicen que en un día del 2011 se llegaron a producir más de 1.4 billones de bolsas de plástico. Ahora, ¿cuál es el porcentaje de bolsas que ya han transitado a “biodegradables”?, ¿en qué año se inicia la producción de este tipo de bolsas? Eso es otra historia, pero bien valdría la pena el investigarlo.

Es tanto el impacto ambiental causado por estos productos que en el 2002 se inicia una cuenta, que todos esperamos sea regresiva y rápida, en el uso de bolsas, que ese año Bangladesh se convirtió en el primer país en prohibir el uso de estos productos. Pero por raro que haya sido, no fue por el impacto ambiental o porque la vida marina en el planeta se encuentre en riesgo. Bangladesh las prohibió para evitar inundaciones. Por extraño que parezca, era tanta la acumulación de basura que contenía estos productos que las alcantarillas y drenajes se colapsaban poniendo en grave riesgo a sus habitantes.

Por lo que se observa esta problemática de la basura en las calles no es exclusiva de Sinaloa y el resto de los Estados del país, por raro que sea, parece que en otras partes del mundo también se da. Probable la diferencia en nuestro Estado es que existe una cultura preventiva y para evitar inundaciones se limpian calles, alcantarillas, arroyos y toda vía de escape de agua que pueda obstruirla, pero eso desafortunadamente lo tienen que hacer las autoridades.

Si sumamos las problemáticas que ocasionan en los centros poblados y en los océanos, ríos, arroyos y cualquier otro espacio que se les ocurra, total, ya están en cualquier rincón del planeta, se espera que estos productos ya no sean tan utilizados como en la actualidad. En el 2017 eran trece los países que prohibieron totalmente el uso de las bolsas de plásticos. Las campañas mundiales para prohibirlas las encabezan organismos ambientales mundiales y se continúan anunciando compromisos puntuales para abordar esta amenaza global.

Contados y, muy pocos son los éxitos ambientales globales, entre ellos la campaña global para detener la destrucción de la capa de Ozono que requirió de medidas drásticas y al final los productos causales de este problema eventualmente fueron prohibidos o sustituidos. Si la prohibición del plástico se considera ya como una amenaza a nuestros mares, esperemos que la sociedad se mueva y rápido al no uso de estos productos. Ejemplos de cómo podemos reducir esta dependencia aparecen todos los días en las redes sociales; de igual manera en México se dan noticias de que varios Estados consideran la prohibición total como una opción viable, se puede hacer, todo es cuestión de voluntades.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: