Pasos de lucha | El pride de Culiacán: Orgullo y prejuicio

Compartir:

Hicieron tiempo comprando banderas, retocando maquillaje, ajustando sus vestuarios, montando carros alegóricos, aplicándose colores, escribiendo pancartas, buscando la sombra para esconderse de los rayos del sol, posando para fotos antes de que el sudor les arruinara el estilo y preparándose mentalmente para todo tipo de reacciones del público culichi, insultos o aplausos, la idea era no pasar desapercibidos.

Eran casi las cinco y la marcha aún no comenzaba, estaban dispersos, pero así es cada año, se citan temprano para que estén todos juntos a la hora del arranque, que regularmente es a las cinco y media, luego de que los del comité organizador, los políticos y los artistas corten el listón, así lo describió Leslie, una chica que me explicó cómo se organizan los ´participantes de la marcha antes del inicio.

¡Ahí vienen las locas!- Gritó un hombre entre la multitud, justo antes de que la enorme bandera de arcoíris se apoderara de más de dos carriles de la avenida, pero la burla no trascendió entre la muchedumbre que esperaba el desfile con ansias.

No sé si eran pasos de lucha o de resistencia, pero ahí estaban todos, como cada verano desde hace seis años. Iban gritando, sonriendo, bailando, llorando por los que no están y exigiendo derechos para los que vienen, asoleados y cansados, pero saludando a todos, hasta aquellos que les volteaban el rostro.

Dicen que eran más de tres mil, quizás no tantos como el año pasado, pero con más ímpetu ante la posibilidad de cristalizar en días próximos uno de los objetivos más firmes del colectivo LGBT+ en Sinaloa, conseguir la Ley del Matrimonio Igualitario en el estado.

Y es que solo el pride convierte año con año la Obregón en un pasaje de colores, arcoíris y personajes que parecen guardar una y mil historias debajo de lentejuelas, glitter y maquillaje.

La sexta Marcha de la Diversidad  de Culiacán se llevó a cabo de manera pacífica, con todos los protocolos de seguridad que un evento de tal magnitud requiere, para finalizar en el ágora del Isic, donde un evento musical familiar lleno de artistas locales entretuvo y clausuró el esfuerzo de los ciudadanos LGBT+ que salieron a la calle a gritar con júbilo ‘Aquí estados, unidos’.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: