Recursos directos a las escuelas, ¿es la solución? | El análisis de Ángel Leyva Murguía

Recursos directos a las escuelas, ¿es la solución? | El análisis de Ángel Leyva Murguía

Compartir:

 

La escuela es el espacio para la construcción de nuestra democracia y el principal mecanismo para lograr que el proyecto educativo y social al que aspiramos sea una realidad, por lo tanto, las niñas, niños y jóvenes tienen derecho a condiciones sociales y materiales, suficientes y adecuadas para su desarrollo integral.

Aunque estudiar en una escuela con condiciones dignas se asocia con mejores aprendizajes escolares, nuestro sistema educativo ha sido incapaz de garantizarlas. Esta apremiante necesidad se manifiesta en las amplias carencias de internet (65.7%), drenaje (48.9%), agua (23%), rampas (80.6%), espacios recreativos (38.9), entre otros que limitan el desarrollo integral de la niñez y juventud sinaloense.

Actualmente el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED) tiene la responsabilidad de garantizar y certificar la calidad de la infraestructura educativa del país, brindar asesoría, prevención y atención a daños provocado por desastres naturales, equipar y dar mantenimiento a las escuelas y tener actualizada la información sobre su estado físico.

Sin embargo, hace algunos días, el presidente de la república anunció la desaparición de este organismo, ya que el ejecutivo pretende entregar recursos de manera directa a las escuelas mediante comités establecidos en cada plantel los cuales serán administrados por los maestros y familias quienes decidirán la forma de utilizarlos.

Esta medida nos deja muchas dudas e inquietudes. La principal estructura formal para la participación de las familias en las escuelas son los Consejos Escolares de Participación Social (CEPS), los cuales han desempeñado un papel importante para la operación de los programas federales, al punto que la normatividad establece que para recibirlos se requiere obligatoriamente el comité de contraloría social, la cual es una figura para transparentar y cuidar los recursos públicos en las escuelas.

Esta nueva medida no deja claro si los CEPS se harán cargo de los recursos que llegarán a las escuelas o si existirá una estructura paralela. Si es así, ¿Acaso los consejos emitirán las especificaciones técnicas establecidas en la Ley General de Infraestructura Física Educativa para garantizar la calidad de las obras? ¿Los docentes y familias elaborarán un sistema de información del estado físico de las escuelas? ¿Se aumentarán las responsabilidades de los docentes y directivos los cuales ya tienen una sobrecarga burocrática y administrativa? ¿Rendir cuentas en un pizarrón o periódico mural es suficiente para cuidar los recursos públicos educativos?

La responsabilidad de garantizar escuelas seguras y dignas es del Estado y para ello debe contar con una instancia especializada, responsable de brindar las condiciones materiales que se requieren para brindar igualdad de oportunidades donde más se necesite.

En nuestro estado, la instancia responsable de garantizar las condiciones materiales adecuadas de las escuelas es el Instituto Sinaloense de Infraestructura Física Educativa (ISIFE), al cual debemos exigir la transparencia y rendición de cuentas para que se hagan públicos los sistemas de información disponibles para el monitoreo de la sociedad, así como el estado físico que guarda la infraestructura de cada plantel los cuales aunque se han hecho solicitudes de acceso a la información no se ha respondido bajo el argumento de no contar con la información, pero si la instancia encargada de conocer el estado en que se encuentran nuestras escuelas no lo sabe ¿Quién podría saberlo?

La determinación de desaparecer estos organismos en lugar de resolver las irregularidades y omisiones presentadas, sin una medida bien articulada y pertinente para acceder a infraestructura educativa incluyente, equitativa y suficiente puede propiciar que se exacerben las desigualdades, se sigan malgastando los recursos educativos y se profundice el problema, siendo la niñez y juventud quienes paguen las consecuencias.

SOBRE EL AUTOR

Ángel Leyva Murguía es director en Mexicanos Primero Sinaloa.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: