Más topes en Culiacán no modernizan la movilidad urbana | Tema de la semana

Más topes en Culiacán no modernizan la movilidad urbana | Tema de la semana

Compartir:

El Gobierno de Culiacán dio pie durante esta semana a la discusión pública sobre la cultura vial y las estrategias para fortalecerla, polarizando el tema en tres posibilidades: la colocación de pasos peatonales a ras del suelo, la inutilidad de los puentes para cruce de personas en puntos de alta circulación automovilística, o bien acudir a la tecnología que ya tiene resuelto el problema. ¿Hacia dónde debe ir Culiacán?

A raíz de la controversia que ocasionó en medios de comunicación y redes sociales la instalación de un paso peatonal con reductores de velocidad y topes en el Paseo Niños Héroes (malecón viejo), a la altura de Parque Acuático, los cualiacanenses retomaron el debate de la movilidad urbana y la prioridad que el peatón adquiere en la planeación de las ciudades, preponderancia que se ve atacada por la incultura vial que prevalece.

El cotejo de puntos de vistas derivó en que el Ayuntamiento procediera a modificar la obra realizada por el malecón viejo, retirándole cuatro reductores de velocidad a cada sentido de circulación, así como reducir algunos centímetros la altura del tope principal para agilizar el tránsito vehicular. Es decir, en menos de cinco días instaló el paso peatonal y también fue modificado para atenuar las críticas.

Sin duda alguna debe ser el ciudadano el elemento más importante de las políticas públicas de movilidad urbana y en torno a los intereses, la seguridad y los derechos de este han de girar las medidas para garantizar que la infraestructura citadina le restablezca tales primacías. El crecimiento del parque vehicular obliga a someter a las máquinas a restricciones y reglas para que le cedan el espacio a la gente.

¿Los topes son la única solución a la mano? La respuesta es no, porque ni siquiera sería necesario implementarlos si la cultura vial se fincara en el orden, legalidad y adecuada conducta cívica. Para aportar a identificar las soluciones, más que en remarcar los negativos, ESPEJO aporta las siguientes ideas:

  1. Semáforos peatonales de activación manual. Los gobiernos de ciudades en permanente desarrollo están obligados a modernizar la mentalidad y sustituir los sistemas de ordenamiento vial con tecnología de vanguardia. Los pasos peatonales soportados en topes o reductores de velocidad han sido descartados en las grandes urbes para suplirlos por semáforos activados manualmente por personas que quieran cruzar las calles, con más condiciones de seguridad.
  2. Aplicar la ley con rigor. La normatividad en materia de movilidad urbana delimita las infracciones y establece las sanciones, pero de nada sirven si no hay quien la haga valer. El 7 de febrero de 2018 entró en vigencia en Culiacán el nuevo Bando de Policía y Gobierno Municipal para contener a las personas, máquinas y situaciones que ponen en peligro a terceros, sin embargo, la autoridad no aportó la presencia policiaca y la voluntad política para que sea respetado al pie de la letra.
  3. Videovigilancia contra infractores.  Desde 2017 se establecieron como obligatorias las placas de circulación que contienen el holograma para que las cámaras de vigilancia remota detecten las faltas a las reglas de vialidad y sean evidencia en la expedición de multas. Es tiempo de sistematizar este esquema de auxilio en la supervisión de la ciudad.
  4. Operar el paso alterno. En cruceros de movilización moderada de automóviles y personas, donde no existen semáforos debido a lo innecesario que resulta inducir el orden vial mediante códigos de luces, se deben promover modelos de construcción de una mejor conciencia ciudadana donde cada persona sea su propio agente de tránsito, dando lugar al paso alternado de vehículos y procediendo al alto total en tanto cruzan peatones en situación de espera. Este esquema se puede extender gradualmente en las colonias de Culiacán.
  5. Señalización e iluminación de pasos peatonales. Para que el conductor y el peatón puedan advertir en horario nocturno dónde se delimita el uso de vía de cada quien, la movilidad moderna recomienda señalizar debidamente con la técnica tipo cebra (rayas en blanco y negro) e iluminar con puntos de luz led (con tecnología de detección de pasos) las franjas de cruce de transeúntes dándole mayor seguridad y referencia del campo delimitado a los cruces peatonales sin necesidad de colocarles obstructores a unos y otros.

Estas cinco medidas se sustentan en aquello que están haciendo las grandes ciudades para hacer más seguro el tránsito de peatones y vigilar que los vehículos y las personas se sumerjan en las tendencias de convivencia social donde se cuida la vida humana tanto del que se moviliza a pie como de aquel que lo hace a bordo de automóviles. ¿Están explorando las ciudades sinaloenses en este campo?

Al final de cuentas la efervescencia opinativa que ocasionan decisiones como aquella de colocar topes en una de las principales arterias viales de Culiacán, contribuye a normar criterios para tomar las mejores acciones y que gobernantes y gobernados, que tienen como punto de encuentro la seguridad de las familias, hagan suyo el compromiso querernos, respetarnos y ayudarnos más los unos a los otros.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: