PAN Sinaloa | Hay que limpiar la casa que se desmorona: Juan Carlos Estrada

Compartir:

El candidato a dirigir el panismo sinaloense asegura que el próximo 28 de julio el PAN se juega su futuro en la entidad: o se va en picada o resurge. Dice verle bríos para volver a asumir el rol de contrapeso político en el estado.

Juan Carlos Estrada lo veía por las calles de Choix, siempre montado en aquel carro viejo, empuñando una bocinita igual de destartalada con la que, literalmente, picaba piedra.

Era finales del siglo pasado, los tiempos del partido omnipresente, hegemónico. En esa época se requería valor y un poco más para identificarse como panista. Pero Francisco Barraza seguía en su tarea, invitando a la gente a votar por una opción diferente.

Juan Carlos Estrada, candidato a la dirigencia del PAN en Sinaloa, dice que con el tiempo aquel hombre de la bocinita encamarado en el viejo carro habría de convertirse en su mentor.

Fue por él que se unió al PAN, allá en Choix. Pancho Barraza, como se refiere a este panista ya finado, le dijo que tenían que hacer algo. Que aquello no podía seguir de esa manera.

“Más que una idea fue un rayo que nos dijo: ‘hey, si criticas pasa de la crítica a los hechos y ponte a hacer algo’. También eso me lo dijo Pancho: ‘Ponte a hacer algo porque es muy fácil señalar y decir que se puede hacer esto… Vente y hagámoslo’. Fue uno de los mejores momentos de mi vida. No solo para mí sino para muchos más que continuamos en esta brega”.

Luego, en el 98, en medio de la lucha del panista Emilio Goicoechea por la gubernatura, Juan Carlos Estrada se dijo que al no poder cambiar el orden de cosas desde afuera, había que hacerlo desde adentro. E ingreso al PAN.

Se agarró de los ideales de Carlos Castillo Peraza, de Gómez Morín. Como panista ha sido tesorero, regidor, diputado local y alcalde de Choix.

“El estado de cosas en el que se encontraba el municipio era lamentable. Gobernado por un unipartidismo que más que avanzar nos tenía en un retroceso. Esa fue la principal motivación de ingresar al PAN, llegar, convencer a más gente. Transformar la manera de pensar para que pensaran por una opción diferente. Y lo logramos”.

PAN, NEGOCIO DE UNOS CUANTOS

Juan Carlos Estrada es egresado de Informática por el Tec de Culiacán y asegura que la contienda por la dirigencia del PAN en Sinaloa es una de las luchas más importantes de su vida.

Porque es, resalta, para decidir si el PAN sigue en caída libre o si detiene esa caída y empieza una franca recuperación.

“Lamentablemente veo un pan sumido en una severa crisis. Veo un PAN en el que nuestros dirigentes se dedican a desmoronar. Pero también veo la posibilidad de un resurgimiento, veo la gran posibilidad de que nuestro partido se levante, de reposicionar al PAN ante la sociedad”.

Señala que el desastre actual del panismo ha sido paulatino hasta el nudo actual: una alcaldía (Rosario), veinte regidurías en todo el estado, dos diputados locales y un diputado federal.

“Ahorita apenas tenemos una veintena de regidores, cuando antes en dos municipios se completaba ese número”.

Rememora lo que el PAN un día fue: una real esperanza, una real oposición, un contrapeso, la principal alternativa de gobierno.

“Sólo el PAN tiene la posibilidad de representar ese contrapeso. El contrapeso en Sinaloa es comparsa, es simulación. Esto tiene que cambiar”.

HACER LO CORRECTO

Nosotros decimos que vamos a hacer lo correcto, añade. ¿Por qué? Porque lo hemos venido haciendo siempre. Ahí está nuestra hoja de vida. Somos personas que hemos trabajado siempre para hacer lo correcto y hoy queremos que en el PAN se haga lo correcto.

Juan Carlos Estrada dice que al ganar la dirigencia del panismo en Sinaloa reforzará tres ejes de trabajo: Fortalecimiento interno, apertura a la ciudadanía y ser una oposición responsable con posibilidad de volver a gobernar.

Se compromete a no subirse a las candidaturas en el próximo proceso electoral.

“Vamos a fortalecer la vida interna del partido, los órganos de gobierno y de decisión; los subcomités hay que activarlos. Si el partido está débil al interior no puede salir a dialogar con la ciudadanía. Limpiar la casa primero, fortalecerla. Y entonces abrir las puertas para que los ciudadanos vean un partido ordenado”.

Acepta que los partidos políticos se han degradado por las acciones de malos políticos. “Los partidos, a través de la verdadera práctica de la política, pueden lograr ser un instrumento de servicio a la sociedad”.

La elección del PAN es el próximo 28 de julio. El contrincante en la contienda es Adolfo Rojo Montoya.

Añade que como dirigente del PAN realizará un diagnóstico de cada municipio y dependiendo de los resultados emprenderá una serie de acciones con el objetivo de que el PAN vuelva a marcar agenda política en los temas relevantes que importan a la sociedad. Pero sobre todo, le interesa que el PAN vuelva a competir.

Tiene claro su objetivo: Limpiar la casa, la casa que se cae. Lo que implica que mientras asea también tiene que detener el desplome.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: