Primer año de actividades del CPC | El análisis de Sergio Avendaño

Primer año de actividades del CPC | El análisis de Sergio Avendaño

Compartir:

Justo este día 3 de julio de 2019, está concluyendo el primer año de actividades del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal y Municipal Anticorrupción de Sinaloa. Con ello, tendremos también el primer relevo en la integración de este cuerpo colegiado; ha concluido pues, la gestión de Francisco Manuel Mojica López, quien fue seleccionado conforme al proceso marcado por la Ley de la materia, para cumplir con un año de servicio y, durante ese año, presidir tanto el CPC como al Comité Coordinador y el órgano de gobierno de la Secretaría Ejecutiva del Sistema.

Las opiniones sobre la gestión, avances y resultados durante este primer año, no se han hecho esperar y deseamos que haya muchas más, en cualquier sentido, pero que la ciudadanía se exprese respecto de nuestra labor y del Sistema en general; en congruencia con ello, me referiré particular y brevemente al periodo que cumplió Francisco Mojica.

Por disposición del artículo Segundo Transitorio de la Ley del Sistema Anticorrupción del Estado de Sinaloa, los integrantes de esta primera generación del CPC cumpliremos periodos escalonados de servicios que van de uno a cinco años, respectivamente, y a quien corresponde el periodo más corto, es decir, el de un año, se le asigna la función de presidirlo durante ese lapso de gestión, responsabilidad que recayó en Francisco Mojica.

Un año es realmente poco tiempo para tantas cosas por hacer en la lucha contra la corrupción, máxime si nos referimos al año de inicio de un Sistema que requería ser implementado y que, para tal efecto, exigió acciones que van desde la gestión presupuestal hasta la creación de su estructura orgánica, sin descuidar los objetivos que por Ley debe perseguir el Comité de Participación Ciudadana, esto es, coadyuvar al cumplimiento de los fines del Comité Coordinador, así como ser la instancia de vinculación con las organizaciones sociales y académicas relacionadas con la materia.

A todo ello se destinaron acciones, las cuales se encuentran detalladas en el informe anual consultable en nuestro sitio www.cpcsinaloa.org.mx. El trabajo ha sido incesante y complejo, pero sobre todo satisfactorio, por ello, sin dudarlo, expreso abiertamente mi reconocimiento y gratitud a mi compañero y hoy amigo, Francisco Mojica, quien ante un entorno de altas expectativas, enorme demanda de resultados y muy escasos recursos, supo sortear con éxito la confianza depositada en su persona.

Francisco se retira del CPC tal como llegó, con la frente el alto y la plena convicción de que este sistema  funciona y produce resultados.

Sin embargo, debemos entender que la participación ciudadana debe ser necesariamente para fortalecer a las instituciones, no para sustituirlas, porque es solo a través de las instituciones que se pueden y deben emitir actos de investigación y sanción sobre faltas administrativas y delitos relacionados con hechos de corrupción, así como la fiscalización de recursos públicos.

No nos confundamos, nuestra participación no es para suplir la actuación de las instituciones públicas, sino por el contrario, es para coadyuvar a su óptimo desempeño, consolidarlas a través del suministro de insumos técnicos y herramientas normativas actualizadas y adecuadas a nuestra realidad, supervisando siempre la actuación de aquellas en quienes se deposita, de manera exclusiva, el ejercicio de las facultades punitivas del Estado, para que éstas se ejerzan a plenitud y, a la vez, sin excesos.

Para lograr este cometido es indispensable la suma del mayor número de actores de la sociedad. Hoy, son cada vez más los colectivos organizados en asociaciones con fines específicos y, en muchos de ellos, encontramos el de combatir a la corrupción. Muy variadas son también las visiones que los organismos sociales, académicos y empresariales sostienen sobre cómo debe atacarse este flagelo; todas esas voces, todas esas ideas estamos obligados y dispuestos a escuchar y a discutirlas, porque sobre esa diversidad de opiniones debe prevalecer la coincidencia del interés superior que nos une, combatir la corrupción.

Seguiremos desde este espacio público reservado a la representación de la ciudadanía, trabajando en la generación de los insumos que se requieren para que las instituciones públicas mejoren su actuación en la prevención, detección, investigación y sanción de faltas administrativas y delitos relacionados con la corrupción, así como para el correcto uso de los recursos públicos; todo ello mediante el acopio y procesamiento de propuestas provenientes de la sociedad organizada en grupos o en lo individual, siempre bajo un plano de colaboración y nunca dentro de un esquema de supra/subordinación, porque este Comité de Participación Ciudadana debe ser y es, patrimonio de todos los ciudadanos y propiedad exclusiva de nadie.

Muchas gracias Francisco Manuel Mojica López por tu gran aporte a este grupo, será la ciudadanía quien califique tu gestión. Yo, por mi parte, que presencié de cerca tu trabajo, te felicito y te invito a seguir, desde cualquier trinchera que elijas, en esta lucha de la que ya eres destacado protagonista.

SOBRE EL AUTOR

Sergio Avendaño Coronel es integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción de Sinaloa.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: