Sinaloa bicicletero | Escuinapa: de pueblo bicicletero a pueblo motocicletero

Sinaloa bicicletero | Escuinapa: de pueblo bicicletero a pueblo motocicletero

Compartir:

En los últimos años la tradición bicicletera de Escuinapa ha cedido ante la motocicleta, un vehículo que con la llegada de tiendas como Elektra e Italika, ha transformado la movilidad de este municipio con consecuencias tanto positivas como negativas. La mayor de estas: el incremento de accidentes fatales entre los conductores más jóvenes.

Con un monumento a la bicicleta ubicado entre el mercado municipal, la Parroquia de San Francisco de Asís y el edificio del Ayuntamiento, el municipio sureño de Escuinapa es reconocido casi desde siempre como un pueblo bicicletero.

El monumento a la bicicleta en Escuinapa.

El uso de este vehículo como medio de transporte se remonta a finales del siglo XIX y está fuertemente relacionado a la pesca como actividad económica primordial del municipio.

Sin embargo, durante los últimos años múltiples factores han coincidido para que, poco a poco, la bicicleta vaya siendo suplantada por la motocicleta como el transporte elegido por los escuinapenses.

El cambio generacional, la facilidad para recorrer largas distancias y la llegada de tiendas como Italika y Elektra, que ofrecen muchas facilidades para adquirir una moto, son algunos de estos factores.

Un grave incremento en accidentes fatales de jóvenes, que desde los 12 o 13 años utilizan las motos hasta para ir a los mandados, es la principal consecuencia.

El nacimiento de la tradición

Si Escuinapa es reconocido como ‘pueblo bicicletero’, es en gran parte gracias a su principal producto pesquero: el camarón, señala el cronista Gilberto López Rodríguez.

Su uso se incrementó a finales del siglo XIX debido a que era el vehículo ideal para trasladarse a las marismas. Tanto que incluso se les llegó a llamar ‘bicicletas camaroneras’.

Asimismo, añade que en aquel entonces estas estaban registradas por el municipio y, de manera obligatoria, debían portar un foco dínamo y placas. “En la presidencia municipal sacaban placas, yo conservo algunas que datan de 1878”, añade.

Más recientemente en la década de los 70’s, recuerda, Tránsito municipal hacía redadas y se llevaban aquellas que no cumplían. “Había redadas para llevarse un montón de bicicletas al almacén de la Policía para obligar a la gente y se evitaba mucho el robo también en ese tiempo”, recuerda López Rodríguez.

Sin embargo la tradición bicicletera, aún fuerte en el municipio, no ha sido inmune al paso del tiempo.

La llegada de Elektra

“A partir de que aparece Elektra aquí en Escuinapa, una empresa que empezó a dar muchas facilidades para la adquisición de motocicletas, se vino el boom del uso de la moto”, explica el cronista.

“Esto trajo cambios en el tipo de transporte al interior urbano, la motocicleta vino a alterar totalmente”, añade.

Actualmente, junto con una sucursal de Italika, Elektra ofrece facilidades y promociones como descuentos en los primeros servicios y abonos desde los 200 pesos semanales.

Como consecuencia han sido cada vez más las motocicletas que se observan transitar por las calles de Escuinapa; tan solo en el primer cuadro de la ciudad puede verse cómo los estacionamientos que antes eran aprovechados por ciclistas frente al Ayuntamiento o a espaldas del mercado, ahora son ocupados casi por completo por las motos.

Estacionamientos para bicicletas y motocicletas frente al Ayuntamiento de Escuinapa.

Pero el cambio de paradigma también se observa en otros aspectos de la vida cotidiana de los escuinapenses. Uno muy significativo es el hecho de que el principal taller mecánico dedicado a estos vehículos evolucionó y, con los años, también pasó de ser un taller ‘bicicletero’ a uno ‘motocicletero’.

Pero la consecuencia más grave, coinciden tanto autoridades como ciudadanos, son los accidentes en moto.

Del cascarón a la moto

“Ya cualquiera saliendo del huevo ya está sobre la moto. El problema es que cada rato hay accidentes”, lamenta Juan Manuel Rivas.

“A mí me arremangaron con una moto aquí en el puente. Yo yendo en bicicleta y en la moto venían tres”, añade.

De oficio jornalero, este escuinapense se ha transportado en bicicleta durante toda su vida, la última (sobre la cual descansa al momento de esta entrevista) le ha durado 15 años y contando.

Diariamente él y su bicicleta recorren alrededor de 15 kilómetros de ida y vuelta hacía la huerta orgánica en la que trabaja. De las motos no quiere saber nada; sin embargo también ha sufrido en carne propia las consecuencias de su uso irresponsable.

Juan Manuel Rivas y Joel Ruíz junto a sus bicicletas. A la derecha el nieto de uno de ellos en su motocicleta.

Tan solo uno de sus hijos, cuenta, tiene tres motocicletas las cuales presta a sus nietos para ir a la secundaria. Añade que en varias ocasiones los tránsitos se las han quitado y que una vez uno de ellos chocó contra un automóvil. “Pero oiga, no traen casco, no traen nada, ni el alto hacen”, replica.

En aquella ocasión fue Tránsito quién avisó a la familia. “Se arrancó mi hijo y lo llevaron al hospital de volada. Pues todos los gastos y aparte la puerta que le chingó al carro tuvo que pagarla”, lamenta.

“Pero no te piden nada para sacarla. Ni licencia ni nada, las cargan niños pues, muchachillos de 14 o 15 años”, añade.

LO DIJO:

“Ya no es bicicletero, ahora es motero aquí. Ahí está el monumento a la bicicleta y ahora es pura moto, ya no hay bicicletas, ya no las quieren”.

  • Juan Manuel Rivas. Escuinapense.

Por su parte, Joel Ruíz, maestro jubilado y usuario de la bicicleta, es de la opinión que se debería prohibir el uso de la moto a los menores de edad. “Son muy irresponsables. Son morros que no piensan, no miden el peligro”, justifica.

¿Y si es muy notorio el problema de los accidentes en moto?

Sí, cómo no. Cada rato. Por no decirte diario pero cada rato y la mayoría son menores de edad.

Para él los principales responsables de esta situación no son ni Elektra, ni Italika, ni tampoco las autoridades de Tránsito municipal; sino los padres de familia a quienes les falta hacer conciencia sobre los peligros de su uso irresponsable para que “no se las presten a los morros”.

LO DIJO:

“Toda la vida ha habido bicicletas y nunca hubo tanto accidente y con la moto sí. La bicicleta como quiera uno baja el pie, se para, pero en una moto, ¿cuándo?”.

  • Joel Ruíz. Escuinapense.

Juego de niños

Edgar Mauricio Guzmán Hernández, estudiante de preparatoria de 18 años, llega al taller mecánico en su motocicleta Honda Vento Proton 200. La tiene desde hace seis meses, cuando su papá decidió regalársela, y en ella va a la prepa, saca a ‘dar la vuelta’ a su novia y se va ‘de vago con los plebes’.

Va al taller para arreglar una falla en la pila de su Honda y, mientras espera ser atendido, comenta con los presentes sobre un accidente fatal ocurrido esa misma mañana.

Al cuestionarlo sobre el uso de motocicletas en su escuela, el Cbtis 152, calcula entre 40 y 50 compañeros que todos los días van en moto, y reconoce que algunos de ellos no acostumbran llevar casco.

Edgar también conoce a varios accidentados de su edad y platica sobre dos casos en los que estos no portaban casco. “Trabajaba ahí en un depósito, se llama Rafael el morro, en una 250 se estrelló y también otro que se llama Said que anda repartiendo ahorita garrafones de agua”, platica.

Sin embargo, su historia deja entrever cómo la irresponsabilidad y falta de conciencia de los menores de edad juega en su contra al momento de subirse a la moto.

“Tienes que andar con casco para prevenirla más. Así te evitas una infracción”, cuenta.

Edgar Mauricio Guzmán, estudiante de preparatoria de 18 años, junto a su motocicleta Honda Vento Proton 200, regalo de su padre.

“Los tránsitos ya traen mejores motos y ahorita te alcanzan de volada y pa´qué le juegas. Los morros se creen, aunque andan sin casco creen que los tránsitos no los alcanzan, pero sí los alcanzan”, remata.

En contraparte, el subdirector de Tránsito de Escuinapa, cuenta que los jóvenes llegan incluso a ‘cucar’ a los policías de Tránsito durante los operativos.

“¿Sabes lo que hacen en La Isla? Te ‘cucan’. Tú vas en la patrulla a hacer operativo. A recoger motos. Mira se te pone uno a medio tramo. Te ‘cucan’, no puedes hacer nada”, cuenta.

PARA SABER:

En Escuinapa, si un Tránsito te detiene por falta de casco, en la misma infracción se te amonesta por falta de placas y/o de licencia. Al reincidir, se aplica una multa que, lo más barato, equivale a 410 pesos.

Casco roto perteneciente a joven accidentado.

El reto de las autoridades

“Todo mundo puede adquirir una moto pero no saben el peligro que es… Ahorita con las motos que tenemos cualquier accidente es una fractura y por lo regular la usan los adolescentes”, advierte el subdirector de Tránsito de Escuinapa, Jorge Osvaldo Castro Torres.

Al iniciar la entrevista Jorge Osvaldo comenta sobre un accidente ocurrido esa misma mañana que refleja claramente la problemática del uso irresponsable de la motocicleta.

La víctima es un joven de 19 años que se estrelló contra un poste de madera en la colonia Insurgentes de este municipio.

Al no llevar identificación, una foto del accidente circula en redes sociales con el fin de contactar a sus familiares; al no llevar casco, el joven sufrió traumatismo craneoencefálico. “Ya está desahuciado”, lamenta Castro Torres.

Como este son muchos los casos y, aunque no todos son fatales, señala que cualquier percance en este vehículo significa la fractura de un hueso.

¿Cuántas motocicletas hay en el municipio de Escuinapa?

“Exactamente no le sabría decir pero son bastantes, ¡muchísimas!”, responde.

A pesar de no contar con un registro fiel de las motocicletas que circulan en Escuinapa y sus sindicaturas, estas son las suficientes para que semana con semana tránsito registre de 2 a 3, a veces hasta 4 accidentes.

¿Usted diría que la gente cambió la bici por la moto?

“Cien por ciento la cambió. Es raro el que ves en bicicleta. Son personas ya muy adultas las que andan en bici, pero ahora ves la juventud más que nada en la moto”.

Emplacadas de agencia

La Dirección de Vialidad y Transporte, añade, busca atacar este problema por distintas vías. Una es el reforzar los operativos de vigilancia y dar a conocer los reglamentos viales; otra el buscar que cada motocicleta adquirida en las tiendas del municipio salga de las mismas ya con placas.

En esto último, comenta, ya se había avanzado tanto con las empresas responsables como con las autoridades, y consistía en que al momento de comprar una motocicleta, el cliente también pagara lo correspondiente al cobro de placa. Sin embargo, cambios burocráticos pararon esta acción.

“Desgraciadamente el comandante que estaba en la Federal de Caminos lo cambiaron y quedó parado esto. Hay pláticas ahorita con el nuevo comandante que está en la federal para que siga ese acercamiento y ese convenio que se quiere hacer”, indica Castro Torres.

“También se quedó parado esto porque el Gobierno del Estado, por parte de las unidades administrativas donde emplacan los vehículos, no tuvo el acercamiento en donde se les pedía que al regularizarlos tuvieran un condonamiento de tenencia y de multas”, añade.

“Las placas te vienen saliendo como en 2 mil y cacho, pero si es una moto 2010 o 2005 son muchos años que debes sin emplacar. Entonces queremos también llegar a ese acuerdo para que el dueño no tuviera tanto costo para emplacar una moto”, remata.

¿Y eso qué beneficio traería a la población?

“Principalmente en el robo de moto. Tendrían su padrón, las tendrían registradas y en cualquier accidente es ubicable por las placas”.

A este respecto el cronista de la ciudad Gilberto López señala que durante el gobierno de Mario López Valdez se hizo la gestión para regularizar las motocicletas del municipio, pero al no haber un acuerdo de condonación, al momento de implementarlo los ciudadanos no querían pagar por deudas atrasadas.

Tanto fue el descontento que en aquel entonces hubo dos manifestaciones grandes de motociclistas que hicieron frenar el programa de regularización.

PARA SABER:

De enero a junio de este año, solamente se tramitaron 150 licencias de motociclistas y se han emplacaron de 20 a 30 unidades en Escuinapa.

FOTO: César Hernández.

¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: