Sociedad Botánica | “Bajo la sombra de un árbol se vive mejor”

Compartir:

El tema verde se ha vuelto rojo. Carlos Murillo Michel entiende que arborizar es, de alguna manera, contrarrestar los efectos del clima loco de este tiempo.

Carlos Murillo es un hombre que bien puede vivir bajo la sombra de un árbol.

Esa es su metáfora favorita. Que resalta cada que tiene oportunidad, cada que habla de áreas verdes, medio ambiente, botánica.

“Yo creo que una frase muy simple y muy sencilla que yo utilizo es: bajo la sombra de un árbol se vive mejor. Es una frase sencilla pero que aplica enormemente y creo que la gente entiende en toda su dimensión el significado de esta simple frase”.

Ingeniero agrónomo y director del Jardín Botánico de Culiacán, Carlos Murillo estuvo involucrado en el desarrollo del paisaje que esta primavera engalanó con flores de amapa el primer cuadro de la ciudad.

Le tocó atestiguar aquel ánimo de confrontación que privó entre los comerciantes, resistentes al hecho de que les pusieran un árbol frente a sus locales.

Pero la idea fue bien sembrada, regada con diálogo. Y el comerciante terminó comprándola, convencido.

“Platicamos con ellos en su momento. Los convencimos de las bondades de ese esfuerzo que estaba haciendo en ese entonces la administración municipal. Accedieron y hoy en día ves cómo en el primer cuadro estos árboles fueron apropiados por los mismos comercios para estarlos regando, cuidando, podando en su momento”.

EL VERDE HOY

El tema verde se ha vuelto rojo. Carlos Murillo entiende que arborizar es, de alguna manera, contrarrestar los efectos del clima loco de este tiempo.

Culiacán necesita de sí mismo. Del árbol. Del ciudadano. Del gobierno.

“En este caso nos ponemos en la mejor disposición de coadyuvar para ver cómo podemos atender de manera conjunta y colaborar en el mejor establecimiento que sea en beneficio de la mejor aplicación de los recursos”.

Es un tema, remarca, que merece mucha atención, un gran esfuerzo de logística en cuanto a la aplicación del recurso humano por parte del Ayuntamiento.

Esa es su convicción de apoyar a la autoridad municipal.

“Por nuestra parte, la Sociedad Botánica, poniendo al frente este gran espacio que es el Jardín Botánico queremos retomar nuestro papel de aliado de la administración municipal en el correcto desarrollo y establecimiento de áreas verdes públicas”.

LAS ÁREAS VERDES

Con el paso de los años, Carlos Murillo asegura que ha visto muchos ejemplos de apropiación de las áreas verdes por parte de los vecinos, que las cuidan y atienden de manera particular.

“Si eso lo multiplicáramos por el 100% de nuestras áreas verdes ya estaríamos sin ningún problema”, sentencia.

Pero hay que recordar que las áreas verdes están compuestas por seres vivos que aquejan una falta de agua que ocasionan a veces la muerte de ellos mismos o alguna plaga o alguna enfermedad.

“Te puedo decir que aquí en el Jardín Botánico cada año es una experiencia nueva con una plaga nueva o con una enfermedad nueva porque todos estos factores externos globales también nos afectan, nos afectan aquí en el jardín botánico y evidentemente afectan a las áreas públicas aquí afuera”, señala.

Menciona que también hay casos de desatención de la comunidad y de la administración municipal, pero cree en que hay mucho potencial entre la  comunidad.

“Por parte de la comunidad yo no tengo la menor duda de que conocen y saben muy bien de los beneficios de tener buenas áreas verdes”.

“Creo que ese es nuestro mejor campo de acción, donde podemos tener el mayor impacto. A través del esfuerzo conjunto en el que podamos colaborar con estas áreas municipales encargadas del tema de las áreas verdes”.

LOS RETOS

A la Comisión Federal de Electricidad,  Carlos Murillo la ve como el gran depredador del árbol.

“Es terrible lo que hacen con estas drásticas podas mortales, podas que hacen por toda la ciudad donde han tendido cableado eléctrico aéreo, y obviamente para ellos es primordial cuidar su infraestructura”.

Acusa que sin aviso de por medio van y hacen unas podas tan drásticas que a veces dejan en peligro de muerte a los árboles. Y ni qué decirnos del efecto estético de podar a un árbol.

Añade que un tema de fondo es el agua. Regar todas las áreas verdes con agua potable en la ciudad sería extremadamente caro para el Municipio.

Propone que se aprovechen las plantas tratadoras de agua, agua que puede ser usada para riego de áreas verdes.

“Es un asunto que de alguna forma, y poniendo como elementos principales de la discusión la necesidad que tiene la ciudad de contar con áreas verdes correctamente planeadas, mantenidas, desarrolladas, pues tendría que ser con el tema de fondo”.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: