“Estamos fuertes” | Un Cuén ‘mermado’ festeja 7 años de un PAS aún molido por el 2018

“Estamos fuertes” | Un Cuén ‘mermado’ festeja 7 años de un PAS aún molido por el 2018

Compartir:

El presidente y fundador salva un bache de salud y acude al séptimo aniversario de su partido, que vive también una etapa de recuperación tras las elecciones del año pasado donde los resultados no lo dejaron bien parado. Estamos fortalecidos, dice.

Héctor Melesio Cuén Ojeda se mueve con la pesadez del enfermo, con la demora del recién salido del quirófano.

La merma en la salud es notoria en el presidente y fundador del Partido Sinaloaense (PAS). Y si antes sus afines le hacían valla ante su paso ahora el comedimiento se magnifica.

Pese a la merma y político al fin y al cabo, Cuén no deja de hablar por más de 18 minutos. Al principio es un monólogo en voz alta y luego rebota comentarios sobre preguntas específicas de los reporteros.

El tono de voz no es la de un tipo desmejorado que apenas deja la cama sino la de un político que ha permanecido fuera de escena, alejado de micrófonos y cámaras por unas semanas.

Habla de su salud, de la propuesta del PAS para eliminar el 50 por ciento del financiamiento a los partidos políticos y desaparecer el financiamiento a los en los estados; habla de los siete años de su partido, del relevo generacional, del 2021.

Agradece a sus seguidores, a los “pasistas” por los comentarios en este bache de su integridad física.

“Por un cuerpo extraño que me encontraron que ahorita ya no lo extraño… Una prueba dura. Pero no quería faltar (al festejo de aniversario) porque es un proyecto que ha hecho mucho bien a la gente”, dice.

Del partido, aún molido por los resultados de las elecciones del año pasado, asegura que a siete años de su fundación está más fuerte. Añade que de momento la idea es participar solos, sin alianzas, en el proceso electoral del 2021.

“En la medida de lo posible queremos ir solos en lo que viene. Demostrar de lo que somos capaces de hacer. Tuvimos seis diputados en su momento en el Congreso local y estamos mucho más fuertes que en ese entonces. Estamos mucho más fortalecidos, con una estructura sólida. De tal manera que en 2021 nos va a ir bien. ¿Hasta dónde? Bueno, depende del trabajo. Lo vamos a ir construyendo”.

Insiste en que el PAS está fuerte. Pero su presencia ya no es la misma desde el 2018. El PAS enfermó de falta de votos.

El PAS se redujo a 13 regidores en el mismo número de municipios, cuando en 2016 alcanzó 41, según registros del Instituto Estatal Electoral de Sinaloa (IEES). El PAS se redujo a no tener alcaldes cuando en 2016 gobernó Mocorito y Cosalá.

El PAS se redujo a un diputado local cuando en 2016 colocaron a 6 legisladores. Son números que merman, que enferman.

“Tenemos una escuela donde estamos preparando jóvenes. Queremos pasar la estafeta a la siguiente generación, que surjan nuevos liderazgos en el Partido Sinaloense. No queremos ser los mismos candidatos de siempre. No queremos parecernos al resto de los partidos políticos. Pero esto se va a valorar en el camino”.

Cuén asegura que el 2020 es de mucho trabajo; que la gran prueba es el 2021…

El año del nuevo diagnóstico para un partido y un liderazgo tocados en la última prueba.

Héctor Melesio Cuén Ojeda inicia el descenso…

Baja los primeros escalones. Enrique Zazueta, su encargado de Comunicación Social, pide que abran espacio, que dejen que “el maestro” se apoye en el pasamanos de las escaleras. Pero Cuén se resiste.

Lo sigue una cola de pasistas que quieren saludar al “maestro”, una selfie con “el maestro”, ver cómo está “el maestro”.

Cuén baja solo. Le alcanza la fuerza para este nuevo descenso.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: