Siguen inflando costos | Que transparencia en obra pública no sea de palabra, revira CMIC a Quirino

Siguen inflando costos | Que transparencia en obra pública no sea de palabra, revira CMIC a Quirino

Compartir:

El presidente de los constructores en la entidad aseguró que el Gobierno de Sinaloa debe informar por qué se adjudican los proyectos a tales o cuales empresas. Que dé argumentos. Alfonso Torres Galicia añadió que ya no deben inflarse los costos en el proceso de construcción.

Que la transparencia anunciada por el gobernador Quirino Ordaz Coppel respecto a las obras públicas no quede en palabras porque el actual proceso de adjudicación es incongruente y se desconoce cuáles son los argumentos para entregársela a determinada empresa, resaltó el presidente de la Delegación Sinaloa Centro de la CMIC.

Alfonso Torres Galicia reviró que tienen años escuchando a los gobernadores decir que se actuará de manera transparente pero en la actualidad siguen inflándose los costos de las obras a causa de un proceso de licitación deficiente.

“Siempre hemos buscado la transparencia, el piso parejo. Que se transparenten todos esos procesos pero no nada más de palabra; hay que transparentarlos de esencia. Irnos a la Ley de Obra Pública y ver esos puntos importantes que le tenemos que inyectar para que los funcionarios y participantes tengamos bien claro cuál es el modelo en una adjudicación”.

No nada más es transparentar, indicó, qué empresas constructoras ganan y con qué montos, eso no es transparencia; todo mundo sabe quién gana y con cuánto gana. Transparencia es saber el cómo gana. Eso sí, hay que ver cómo gana. Cuáles fueron las otras propuestas, el por qué sí y el por qué no.

El representante de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) en el estado dijo la propuesta de reforma a la Ley de Obras Públicas que enviaron al Congreso del Estado busca ese piso parejo que actualmente no existe, la cual, en caso de aprobarse, llevará certidumbre al sector.

“No hay un modelo de evaluación congruente. Este modelo va en la propuesta de reforma. Es a través de un modelo matemático. Que no haya en el tiempo de proceso de obra ese tipo de inflados porque faltaron conceptos, que venga desde la base de un buen proyecto de licitación. Que se cumpla en tiempo, en forma y en costo”.

Torres Galicia mencionó que como gremio esperan que para este tercer periodo de sesiones en el Congreso local los diputados pongan sobre la mesa de prioridades el tema de la reforma a la Ley de Obras Públicas porque culminó el segundo periodo y no pasó nada.

Un ejemplo significativo de costo inflado a una obra se dio en 2017, el primer año del gobierno de Quirino Ordaz Coppel en el municipio de Sinaloa, ya que según el contrato CONT-SOP-LP-CONST-258-2017 la construcción de un sistema de alcantarillado sanitario costaría 12.8 millones de pesos, pero la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno de Sinaloa informó a auditores que el monto se elevaría a 139.9 millones de pesos; es decir: 127 millones más del precio contratado.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: