Tema de la semana | Seguridad en Sinaloa: estadísticas contra percepción

Tema de la semana | Seguridad en Sinaloa: estadísticas contra percepción

Compartir:

A pesar de que las cifras muestren una clara tendencia a la baja en homicidios y de que el presidente López Obrador haya reconocido que Sinaloa no se encuentra más entre los 10 estados más violentos del país, diversos hechos ocurridos durante esta semana indican que los sinaloenses estamos lejos de dejar de ver a las desapariciones, asesinatos y hechos de alto impacto como parte de una cotidianeidad violenta.

Hechos como la agresión en contra de policías federales ocurrida la noche del pasado miércoles mientras estos resguardaban una propiedad en la colonia 4 de Marzo, o el amanecer violento de este viernes en el que se reportaron 4 asesinatos, contrastan con las cifras dadas a conocer también durante esta semana por el Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESESP) las cuales muestran una tendencia a la baja en homicidios a nivel estatal.

Si bien es cierto, como lo confirmó también durante esta semana el presidente López Obrador, Sinaloa no se encuentra ya entre los 10 estados más violentos del país, por otro lado el sitio estadounidense USA Today colocó a Culiacán en el puesto 16 de entre las que considera como las 50 ciudades más peligrosas del mundo.

Si bien USA Today reconoce que “Culiacán lucha por contener la violencia de las armas de las pandillas de narcotraficantes”, también califica como modesta la reciente reducción en el número de asesinatos.

Aun así, esta modesta reducción ha bastado para que la ciudad haya pasado del segundo lugar en el 2014 al séptimo en 2018 y al 16 en el 2019. Lo malo es que, a pesar de que la publicación reconoce los avances hechos en la materia, esta no deja de ser una lista publicada en la sección de turismo.

Cabe también destacar que durante los últimos meses las corporaciones de seguridad han puesto el acento en el tema de la coordinación entre corporaciones y el acercamiento con la sociedad civil.

Esto claramente es un paso en la dirección correcta en la medida en que dicha coordinación y acercamiento derive en acciones y programas concretos, medibles y eficaces que ayuden a seguir reduciendo los índices delictivos.

Es verdad que durante las últimas semanas la presencia de la policía militar se ha visto reforzada y que se ha incrementado de manera considerable el aseguramiento de narcolaboratorios.

Pero a pesar de este tipo de acciones, los asesinatos desapariciones y hechos de alto impacto siguen sucediendo en la entidad.

Tal vez, y considerando que por lo pronto las corporaciones de seguridad se encuentran dando resultados, es momento de también pensar en otro tipo de acciones que, más allá de atender las consecuencias, se enfoque en las causas y carencias que dificultan la labor de las mismas.

Por lo pronto, una acción en este sentido es la reforma a la Ley de Seguridad Pública que abre la posibilidad a que personas con tatuajes se puedan incorporar a las instituciones policiales, buscando así atender el déficit de policías en el estado.

Pero tampoco hay que olvidarnos a la ciudadanía, pues como grupo social los sinaloenses vivimos en un letargo e indiferencia ante los sucesos de la nota roja que día a día siguen nublando nuestras mentes y haciendo difícil imaginarnos a Culiacán y a Sinaloa como una sociedad de paz.

En esto último el esfuerzo debe ser colectivo.

Periodismo de luto

A nivel nacional el periodismo vive un ambiente de luto ante el asesinato de tres comunicadores durante esta semana. Así el 2019 apunta a ser uno de los peores años para la prensa en el país que ya ostenta el título de ser el más peligroso del mundo para ejercer la labor periodística.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: